Ante el movido Barça-Madrid de la Copa del Rey

Alejandro 20 abril, 2011 0

estadio mestalla

la Cibeles

Por si la copa se va a Madrid

canaletas

Por si la copa marcha a Barcelona

Este Miércoles Santo lo único que espero es que se vea un buen partido de fútbol y no ocurra como hace dos años en que el Jefe del Estado y el Himno de España fueron silbados y abucheados prácticamente por todo el Estadio de Mestalla. Es decir, las aficiones bilbaínas y barcelonistas, antepusieron a la noble pugna deportiva unos sentimientos ridículos y provincianos que no creo se den en un ningún lugar del Mundo porque ¡ mira que silbar al himno de la nación en que viven !

 En esa ocasión posteamos Crónica extradeportiva de la final de la Copa del Rey de lo que destacamos:

“…Además se desplegó una pancarta en la zona del Barcelona en la que se podía leer: “We are nations of Europe, Good Bye Spain” –somos naciones de Europa, adiós España– con una foto de Rajoy y Zapatero en la parte de debajo de la pancarta.”

“…Los independentistas habían llamado a boicotear el himno nacional al inicio del partido durante los días previos a la final de la Copa del Rey. Exactamente, había sido la plataforma de apoyo a las selecciones vascas, Esait, para “manifestar ruidosamente su disconformidad hacia la política de negación” del Estado español respecto a que “Catalunya y Euskal Herria puedan competir oficialmente en competiciones internacionales”.”

Este año entrará en liza en vez de un equipo vasco el Real Madrid por lo que las masas vocingleras serán más reducidas. Hemos sabido que las peñas del Real Madrid quieren llenar Mestalla de banderas de España, por si desde el lado barcelonista se silba el himno nacional, en la grada del Rea Madrid quieren contraatacar con banderas rojigualdas.


También la Federación parece dispuesta a reventar los tímpanos de los aficionados que acudan al estadio de Mestalla con tal de que no se puedan oír los pitos. Según Marca, la Federación ha contratado un equipo de 100.000 vatios con el que quieren poner el himno a 120 decibelios.

De los centenares de comentarios que está suscitando un duelo que sólo debería ser deportivos destacamos por su contundencia y su alineamiento el de Agapito Maestre  que en su artículo Real Madrid-Barcelona se pregunta “¿Qué sería Piqué en particular, y el Fútbol Club Barcelona, en general, si no existiera la liga de fútbol española? Nada”

“Este miércoles se juega la copa del Rey de fútbol. El fútbol es cultura, independientemente de los manejos, negocios y utilizaciones ideológicas que se hagan de este deporte. El fútbol mueve, en efecto, pasiones; después de la Segunda Guerra Mundial, no ha existido ningún otro espectáculo de masas que pueda comparársele en dimensiones simbólicas y reales. Los futbolistas producen sanas envidias en los espectadores, y también pueden hacerse odiar, sobre todo si opina más allá de su especialidad, como es el caso de unas recientes declaraciones de un jugador del Barcelona.

Piqué, el jugador de fútbol del Barcelona, no se tiene por español ni siquiera cuando cobra su soldada por actuar como mercenario al servicio del equipo nacional de España. Tengo ganas de comentar una de las frases que se le atribuyen a este jugador de fútbol. Pretende reírse de sus compañeros de profesión. Son propias de un nacionalista. Pero, en verdad, ¿qué es un nacionalista? Alguien que de tanto amar su lugar de nacimiento, en este caso Barcelona y sus alrededores, termina odiando a quien no comparte ese elemental afecto. ¡Por qué llamar sentimiento a cosa tan primaria! Hay, por supuesto, versiones más duras del nacionalismo; por ejemplo, Eric Fromm, el famoso psicoanalista social, dijo que la conducta nacionalista siempre está atravesada por «el tabú del incesto con la tierra».“el caso de Piqué, es decir, de un representante del nacionalismo catalán es, además de miserable, ridículo, porque acaba siempre arremetiendo contra todo lo que le da vida. ¿Qué sería Piqué en particular, y el Fútbol Club Barcelona, en general, si no existiera la liga de fútbol española? Nada. Nada sería el Barcelona sin el Real Madrid. El ganador no puede existir sin el perdedor. Las palabras de desprecio dirigidas por Piqué hacia los jugadores del Real Madrid son la negación de la existencia del F. C. Barcelona”