La selección holandesa introduce el kárate en la práctica del fútbol

Alejandro 12 julio, 2010 0

Imagen de previsualización de YouTube

la patada de la mula

En The New York Times dice Rob Hughes: «En los 40 años que llevo viendo los Mundiales, nunca ha habido un intento tan asqueroso por ganar”

La imagen y el vídeo ilustran sobradamente sobre qué clase de actuación marrullera y peligrosa tuvo La Naranja para evitar que La Roja le birlase la Copa del Mundo, cosa que ocurrió por una especie de justicia poética, aunque también pudo ocurrir lo contrario si San Casillas no le para dos peligrosos remates al bueno pero ayer colérico Robben: hubiera sido el colmo de la injusticia en presencia además del máximo jerifalte del fútbol mundial. Joseph Blatter que se ha hartado este campeonato de pedir perdón por los errores arbítrales aunque en este caso lo del árbitro inglés Howard Webb ha sido de juzgado de guardia. Bien está lo que bien acaba pero se debe perseguir el terrorismo en los campos de juego antes de que los matones se impongan con el empleo de artes marciales a los que sólo saben practicar fútbol con más o menos exquisitez.

El juego  peligroso de los holandeses no ha pasado desapercibido y hasta Johan Cruyff lo ha criticado y en general toda la prensa, tanto la generalista como la deportiva a excepción ¿lógicamente? de los diarios holandeses que, como De Volkskrant, sólo entra en el juego en si: “España demostró ser mejor en la final aunque  los jugadores naranjas protestaron un fuera de juego previo al mortífero pase del gol que dio la victoria a España. «Durante gran parte del juego los del sur fueron mejores, aunque los dos equipos desaprovecharon grandes oportunidades”


Sin embargos los ingleses The Guardian: “los naranjas trataron por la fuerza bruta de impedir que los españoles se convirtieran en los octavos campeones mundiales«. “Con su calma y sus pases caleidoscópicos, España representó al fútbol en su estado ideal. La autoexpresión se impuso al pragmatismo» y The Times: “Se dio»la victoria del anti-rufianismo«, “Los holandeses de han «mancillado» su fútbol con sus tácticas propias de «matones» y se felicita de que al final, cuando sólo faltaban cuatro minutos se hiciese justicia con el gol de Andres IniestaThe Independent: «Iniesta salvó la final de la Copa del Mundo con un gol que dio la victoria a su equipo frente a una selección que había abandonado sus viejos principios a favor de las «artes crueles» del forcejeo.

El Frankfurter Allgemeine: “una «lucha intensa, marcado por muchas acciones de juego sucio del conjunto holandés. «Al final ganó la justicia y el campeón de Europa obtuvo su siguiente trofeo»

Gazeta.ru: “ la lluvia de violentas faltas contra los jugadores españoles fueron intentos de asesinato que el árbitro británico Howard Webb se limitó a sancionar con tarjetas amarillas.”

Y así sucesivamente en muchos periódicos del mundo. España, como ya advertimos, tenía que ganar por el K.O del gol porque a los puntos hubieses ganado ellos: ese al menos era el sentir popular el día después ya que la fiesta se percibía sajona.