Los Jinetes del Apocalipsis ahora son llamados cornetas

Alfonso Valencia 12 enero, 2011 4

 

jose maria izquierdolos cornetas del apocalipsis

 Vuelve José Mª Izquierdo , veterano periodista de El País, con un libro bajo el brazo, Los cornetas del apocalipsis en donde  han sido bajados de categoría algunos de los escritores o periodistas, según se mire, que hace unos meses fueron denominados “los jinetes del Apocalipsis” y de los que hizo en su medio unas celebradas semblanzas.

En el libro las acrecienta en un sentido negativo-no son santos de su devoción- e incluso ha añadido unos cuantos más hasta completar la decena: Federico Jiménez Losantos, Fernando Sánchez Dragó, César Vidal, Alfonso Ussía, Antonio Burgos, Carlos Dávila, Hermann Tertsch, Juan Manuel de Prada, Pío Moa e Isabel San Sebastián que son los habituales productores de un veneno que  cata antes de ofrecerlo en dosis digeribles en su blog.


Y no es que el verbo corrosivo y letal de estos nombres se vaya a cargar la democracia, no, no ha podido aún ni la casta de políticos que nos gobiernan estos últimos diez años, pero  ofrecen una visión de la sociedad tan dogmática y sectaria que sus lectores ocasionales han de dirigir necesariamente sus votos al lado contrario en que ellos se sitúan si existe algún lugar en que se encuentren cómodos Jiménez Losantos, el corneta anunciador; Ussía, el señorito faltón; Sánchez Dragó, el taoísta vestido de azul;Hermann Tertsch, un húsar con una tuba (wagneriana);César Vidal, el mártir del compás;Antonio Burgos o cuando es cierto que la gracia no se puede aguantar; Juan Manuel de Prada, a la trinchera con el reclinatorio: Carlos Dávila, el bocata de chicharrones; Pío Moa, el historiador de la casquería e Isabel San Sebastián, un dulce y chirriante sobreagudo, mencionados los diez en el orden en que aparecen en el libro, que tendremos que leer porque la diversión está garantizada, y con las apostillas definitorias de los personajes: El gracioso Burgos, el beato de Prada, Vidal, el mártir del compás, Dávila, el de los chicharrones, etc.

Uno de ellos, Pío Moa, insiste  , por ejemplo, y cuando ya creíamos que el tema ya estaba agotado, en Leire Pajín, que a él, al contrario que al alcalde de Valladolid le parece muy fea, “con cierta similitud a un cerdito”:

 “Comprendo que en cuestión de gustos caben todas las opiniones. A mí, la Pajín me parece muy fea, con cierta similitud a un cerdito, a pesar de lo mucho que cuida su ‘imagen’. Pero admito que otros la consideren una belleza.  Por otra parte nunca me habría preocupado eso, la verdad, cada cual es como es, y allá cada uno con sus taras. Lo que resulta humillante y ofensivo es que una ignorante y necia como ella mangonee tanto en ‘este país”

 Otro post sobre el libro:José María Izquierdo, “Los cornetas del Apocalipsis”