Manifestaciones de Hermann Tertsch y de Wyoming, desde el hospital y desde el blog

Alfonso Valencia 13 diciembre, 2009 1

wyoming

herman tertsch


Respectivamente. El primero las hace al diario ABC, de inspiración conservadora, más moderado que otros pero bastante tendencioso al dar las noticias del Gobierno supuestamente de izquierda que disfrutamos o sufrimos, y el segundo desde su blog, en defensa propia, ya que le ha dolido mucho que la lideresa haya establecido una relación de causa-efecto entre su pesada broma al trasnochador Hermann desde su polémico espacio y la paliza que ha recibido de éste, tan violenta que •”la fuerte patada que recibí por la espalda me levantó tres cuartas por encima del suelo”,.Lo que no deja de sorprender es la fuerza del energúmeno que se la propinó similar a la de un cuadrúpedo, vulgarmente mulo, airado.

Pero dejémosle explicarse al tiempo que se recupera de algunas costillas rotas y varias magulladuras:

«Me propinaron una fuerte patada por la espalda y me levantaron tres cuartas por encima del suelo y luego caí de bruces. Estoy convencido de que se trataba de profesionales». Y si Enric Sopena pensaba que no «la denuncia está hecha y la brigada de información está trabajando en ello. La policía judicial ya tiene testigos del incidente que se produjo dentro del local y a los que se está tomando declaración. Ayer ,por el viernes, supe que las pesquisas van por buen camino». «No sé si se localizará al culpable. Lo que quiero es que se aclare lo que sucedió ya que lo que más me duele es que se dude de lo que ha pasado», “No vinculo lo ocurrido con el  vídeo emitido en el programa de el Gran Woyming en que soy calificado reiteradamenter como asesino, «A mí me han insultado antes de ese programa y después. Me han llegado a llamar hasta judío nazi, lo que demuestra la tensión de odio que hay últimamente en este país».«Estoy bien y espero recuperarme lo más pronto posible», “agradezco la inmensa cantidad de mensajes de apoyo, flores, cartas, etcétera, que he recibido de todo el mundo interesándose por mi estado de salud».

Y Wyoming escribe ‘Los que señalan con el dedo’, en su blog:

“El bar estaba lleno, los camareros no vieron nada, el portero no vio nada, la Policía dice que no se sabe nada, el agredido no recuerda nada, no denuncia los hechos, pero hay un culpable: yo.

La presidenta de la Comunidad de Madrid hace una declaración para condenar la agresión sufrida por Hermann Tertsch en la que deplora que se persiga a la gente por sus ideas y acto seguido hace responsable a El Intermedio de lo ocurrido.

¿En qué se basa? En unos vídeos que se emitieron en el programa en los que se ridiculizaban unas declaraciones del periodista agredido, en las que afirmaba que mataría a 20 terroristas por la liberación de los secuestrados en Mauritania. Están en YouTube.
Inferir de ellos que se alerta sobre las intenciones asesinas de Hermann Tertsch, como si se tratara de una noticia, sólo es comprensible desde la mala fe. Yo no le he llamado asesino nunca, como se afirma constantemente. Es más, “mis famosos vídeos” los vi en Internet cuando empezó el lío. En el programa no me entero de muchas piezas porque es en directo y estoy a otras cosas. Me extrañó que me quisiera demandar a mí, que soy el presentador, pero si se sintió ofendido, está en su derecho.

Lo paradójico de este linchamiento mediático del que soy objeto es que está basado en la premisa de lo infame que es señalar a alguien para que sea objeto de persecución: es lo que están haciendo conmigo.

Soy totalmente ajeno a los hechos, diga lo que diga Esperanza Aguirre en un acto de una irresponsabilidad mucho mayor que los dichosos vídeos. Soy el mayor interesado en que se aclare todo y se encuentre al agresor, si es que alguien, de una puñetera vez, recuerda algo de lo que ocurrió”