León de la Riba a vueltas con Pajín

Alejandro 4 enero, 2011 0

leon de la riba

 leire pajin

 El vallisoletano alcalde parece querer vincular su vida y su carrera política a la ministra Leire Pajín, desde aquella frase memorable plena de lubricidad contenida  “tengo que decir que cada vez que le veo la cara y esos morritos... pienso lo mismo, pero no lo voy a decir aquí”, a la declaración de ayer en que ha comparado las delaciones a los furtivos fumadores que solicita la Pajín con aquellas otras vividas en los terribles tiempos del nazismo, pasando por las intermedias en que le dio por decir que aquello que dijo de los morritos de la Pajín puede tener un efecto boomerang y traducirse en un aumento de votos hacia su persona.

Ahora en que el PP está que se sale en las encuestas no porque sea mucho de fiar sino por la catapulta que suponen los millones de parados, las congeladas pensiones y los bajonazos dados a los sueldos de los funcionarios, seguramente el rijosillo edil también querrá sacar rédito político de lo que dijo en su momento del supuesto sucesor de Zapatero, Rubalcaba,  en las próximas elecciones:


“Es el más inteligente con mucha diferencia, prueba de ello es que va pasando de generación en generación y a pesar de lo del GAL y de todo aquello, sigue siendo el líder del Gobierno” además de creer que fue el  “el autor del ‘pásalo’ cuando el atentado de Atocha (11-M), que le costó al PP las elecciones” “Es al mismo tiempo “el malo de la película y el listo de la película”.

 De nuevo Javier León de la Riva se comporta como un hombre excesivo retomando el tema Pajín –él si que va a subir el caché de la ministra que hasta ahora estaba pasando un tanto desapercibida- poniéndose solemne ante las palabras en que afirmaba que cualquiera podía denunciar a los fumadores que incumplían la ley “Así empezaron cosas muy terribles en la historia de la humanidad, con denuncias de unos a otros” y recordando las palabras del pastor luterano Martin Niemöller cuando el nazismo comenzó a hacerse presente:

 “Primero vinieron a buscar a los comunistas, y yo no hablé porque no era comunista; después vinieron por los judíos, y yo no hablé porque no era judío; después vinieron por mí, y para ese momento ya no quedaba nadie que pudiera hablar por mí”

 “Aquí empezamos por denunciar a los fumadores”, ha sentenciado León de la Riva.