Oposición y afines niegan a Zapatero el pan y la sal

Alfonso Valencia 8 abril, 2009 0


relevo ministerial Salgado Solbes

Curioso banner que le han sacado a la recién llegada

La remodelación de Zapatero-algo que le exigían desde el minuto uno del partido- ha sido recibida por la Oposición, por la Oposición en la sombra y por los medios afines a una y otra, con gran bronca, con tirada de almohadillas generalizada al coso taurino o al campo de fútbol antes de que el partido o la corrida comiencen. El primer fallo de Zapatero es no haber llamado a Rajoy y a Soraya para que le dicte los nuevos nombres o a los dogmáticos y fanáticos de la emisora episcopal en la que se ha producido un cisma-como no podía ser de otra manera, al modo bizantino- en que Losantos ha sido aherrojado por la Jerarquía a las tinieblas exteriores y con él su lanzador Pedro Jota que perdería sus privilegios de prima Donna, un par de veces por semana, desde los púlpitos de la COPE de mangonear la vida o la res publica.

Pero este totum revolutum formado por todos aquellos no impiden que ahora hagan piña para destrozar este intento de Zapatero de dar un golpe de timón, para corregir el rumbo de la nave-fácil metáfora- que capea como puede el temporal económico, por otra parte, generalizado. ¿Pero estas criaturas no querían que ZP corrigiera el tiro que le estaba saliendo desviado? Habrá que pensar que son unos antipatriotas si no le ayudan en el empeño: van a acabar por echarlo definitivamente en brazos de Obama y de la Alianza de Civilizaciones.

“Zapatero se rodea de secuaces y activistas para refugiarse de la crisis”, este es el titular con letras así de gordas con que el periódico de Federico recibe los nuevos nombres y dedica una glosa a cada uno de ellos, con el siguiente encabezamiento:

Trinidad Jiménez, la amiga de Zapatero logra su ministerio; Elena Salgado, al timón de un barco que se hunde | Editorialista de El País | La herencia de Solbes, Chaves, el presidente del paro y Blanco, el sucesor de Maleni.

Le dedicamos a Chaves, un poco más de espacio y se lo dejamos a Pedro J. para que lo despiece adecuadamente en el video blog de su periódico:

Pedro J. Ramírez: “¡A estas alturas de la película vuelve el clan de la tortilla!”