Augurios del periodista copero Carlos Herrera

Alfonso Valencia 1 Abril, 2016 0

Bueno, para los algo más despistados diré que lo llamo así por trabajar en la C.O.P.E, emisora episcopaliana, que, al igual que 13tv, es financiada por la Santa Madre, algo a lo que un servidor también contribuye, si bien al 50 %, mediante la cruz que pronto marcaremos en la declaración de la renta. Así que si alguna vez percibimos algún sectarismo, falta de caridad, abundancia de sarcasmo, o manifiesta imparcialidad en algunos temas ya sabemos a dónde dirigirnos para reclamar.

Lo del augurio -mal augurio- viene a cuento ante la hipotética repetición de las elecciones debido a que los cuatro partidos más votados no se ponen de acuerdo porque no hay manera de que dejen a un lado sus personalismos: parece como si no les importara que el país se fuese a pique con tal de que su PARTIDO se llevase el gato al agua.

El ocurrente Carlos ve así el posible día de las nuevas elecciones con el gracejo que lo caracteriza:

“¿Han mirado en su agenda sus planes para el 26 de junio? De hecho, ¿han comprobado si tienen algún plan? ¡Yo qué sé!: fin de semana de playa, viaje para conocer nueva sobrina, comunión de un nieto, boda de un primo hermano, iniciar Camino de Santiago, comer cochinillo en Segovia, toros en las fiestas de Burgos… Es más que previsible que ese fin de semana, ese domingo, seamos convocados a las urnas al objeto de elegir al Parlamento que elija, a su vez, al Gobierno de la Nación. Anótenlo. Anótenlo si tienen intención de votar, está claro. Anótenlo si les interesa en algo este carajal político español. Anótenlo si es que pasa por su cabeza corregir los escenarios políticos que han hecho posible este estado de cosas.


Pero curiosamente tan reputado gourmet achaca esta posible repetición de elecciones no a los cuatro más votados, no también a Mariano , sino a Iglesias y a Sánchez, sobre todo a este último, al que acusa de “sectarismo feroz”:

“El supuesto socialdemócrata no se da por enterado y sigue creyendo en los Reyes Magos y pensando que se puede producir el Advenimiento de su Gobierno gracias a su indudable atractivo político, lo cual no hace sino engordar la melancolía anunciada de su fracaso: ya quedó dicho en estas páginas de ABC cuando se le recordó que sólo tiene 90 escaños y con eso poco se puede hacer. Ese fin de semana de junio iremos a votar, con todo lo que ello comporta, por una sola razón: el sectarismo feroz de un secretario general socialista que ha desechado cualquier acceso a la grandeza negándose a una gran coalición con su principal adversario político, el Partido Popular. Ha preferido entregarse al canto de sirena de la izquierda radical, extrema, arcaica y absurda, antes que ceder a la evidencia de que el país, este solejar medio arruinado que podría acabar de despertar mediante un gobierno de amplia base, necesita un acuerdo de reformas prudentes pero valientes y un programa consensuado de gobierno que le proporcione la imprescindible estabilidad para desafiar este presente impertinente y cabronzuelo”

Todavía estamos a tiempo de que, desde ABC y la COPE, nos dé buenas soluciones para la gobernabilidad. La respública no se arregla con sus soflamas diarias desde la COPE y ABC.