A Cataluña todo se le vuelven pulgas

Alfonso Valencia 1 agosto, 2012 0


Disculpen esta paráfrasis que, evidentemente, también puede aplicarse a la que para algunos políticos catalanes es la metrópoli, es decir España, a la que desde fuera quieren convertir en el perro flaco del refrán: hoy  Alemania exige a Guindos más recortes para apoyar la intervención del BCE.

Pero el post de hoy va dedicado a Cataluña debido a los últimos acontecimientos: el plante  escenificado ayer a Montoro y lo que es más grave, que el Govern deje de pagar fondos a geriátricos y dependientes, y lo haremos dejando la palabra a dos ciudadanos catalanes, el uno Sostres, aunque no sea santo de nuestra devoción y el otro un ciudadano anónimo. Ambos nos hablan de la trama de las ITV, la financiación irregular de los partidos, las empresas de comunicación, el catalanismo, adjudicaciones del Govern parala Renovación Tecnológicade sus Infraestructuras de Comunicaciones (TiC), embajadas, inmersión lingüística etc

Así Salvador Sostres en El Mundo,. Vía e-pesimo nos dice:

“No sé qué hay de cierto en lo de Oriol Pujol y la trama de las ITV. Sí sé que la corrupción -a veces moral y a veces criminal- es consubstancial al nacionalismo convergente. Pujol padre, como tantos otros políticos catalanistas, estuvo en la cárcel por defender sincera y noblemente sus ideas, pero cuando llegó al poder se dio cuenta de que era mucho más cómodo y rentable vivir de los problemas de Cataluña que tratar de solucionarlos.

Con el tiempo, la trama se ha ido complicando y sofisticando, y ha ido afectando a distintos ámbitos de la sociedad. Acabar con ella sería hoy imposible. Las complicidades son tantas, las ramificaciones tan extensas y el relato político y moral está tan enraizado que todo el mundo ha acabado mirando hacia otra parte y ante cualquier escándalo que afecte a un político convergente funciona la respuesta de que en el fondo es una maniobra española para exterminar a nuestros soldados.

La financiación irregular de los partidos políticos tiene mucho que ver con empresas que luego son contratadas por la Administración. Cómo se realizan luego los pagos es sólo cuestión de detalle. Normalmente se intenta que todo quede en casa, y se usan de puente las instituciones más emblemáticas, como el Palau de la Música. Que las millonarias deudas de los partidos contraen sean luego milagrosamente olvidadas tiene mucho que ver con el opaco equilibrio de poderes en la Caixa.

La trama está muy trabajada y su sofisticación es extraordinaria. Los personajes son siempre los mismos, y aunque a veces se pelean saben que no pueden hacerse daño porque todos saben cosas de su pasado y se tienen cogidos entre ellos por donde más duele.

También las empresas de comunicación forman parte de la trama y son las que de hecho garantizan la omertá. Hoy la práctica totalidad de los medios catalanes reciben subvenciones y la gran mayoría no podría sobrevivir sin ellas. La inmensa mayoría de los periodistas y opinadores catalanes, independientemente de su signo político, cobran más del 70% de su sueldo de medios públicos o de medios con subvenciones tan descomunales que pueden considerarse casi tan públicos como TV3 o Catalunya Ràdio. Así es imposible el talento, así es imposible la calidad, así es imposible la libertad. España está muy lejos de ser el principal problema deCataluña mientras continuemos con estas dinámicas de tribu.

El catalanismo se dio cuenta hace años de que vivía mucho mejor del problema quede intentar solucionarlo, del trapicheo que de la política entendida como un servicio público, de vender cacahuetes a los monos de la jaula que de intentar liberarlos. La mayor garantía de que las reivindicaciones independentistas no llegarán a ninguna parte es que cuando Convergencia considere que la broma ya ha duradodemasiado pactará lo que sea necesario y al precio que convenga, porque son los primeros que saben que los independentistas no son más de un 30%, y que un referendo dejaría en evidencia que no hacen falta tantos intermediarios si es tan menor el problema. Y, además, hace tanto tiempo que el catalanismo es su modode vida, que ya ni recordarían cuáles son sus convicciones.

Y todo ello envuelto en el catolicismo más rancio, con todos los prejuicios y sin ninguna profundidad. Algo así como aquel político corrupto del East Side de los años 20 que cada mañana acudía a la iglesia de St. James, en la calle Oliver, para rezar la misma oración: «Señor, danos salud y fuerza, nosotros ya robaremos el resto».

Y el ciudadano anónimo:

“Se trata de información oficial que publica la propia página web de la Generalitatde Catalunya:

http://www.govern.cat/pres_gov/govern/ca/notespremsa/notapremsa-157651.html

Hoy nos hemos enterado por las noticias que el Govern dejará de pagar fondos a geriátricos y dependientes, y en sus declaraciones, los políticos nacionalistas pretenden achacarlo a las decisiones adoptadas por el estado español. Con decisiones como esta, CiU pretende lanzar a los ciudadanos catalanes en contra de España, sin contar la verdad de la situación, y sin desvelar qué hace el Govern con el dinero que tiene.

Como catalán que soy, quiero contribuir a quitar el velo a mi gente, y que no la tomen con España, ya que en otras muchas comunidades lo estamos pasando canutas (aquí en Madrid, donde vivo no es una excepción).

El comunicado que os adjunto (insisto, es información oficial y pública) anuncia las adjudicaciones que el Govern ha concedido en modelos contractuales de diferentes concursos relacionados con Renovación Tecnológica de sus Infraestructuras de Comunicaciones.

Se trata de diferentes áreas de las TiC establecidas en diferentes lotes, de las cuales aún quedan pendientes de adjudicar el Lote de los CPD centrales y de las diferentes sedes departamentales en todo el territorio de Catalunya.

Sin contar esos 2 lotes pendientes, se ha adjudicado un total de 991 millones de euros (en modelos contractuales a 6 y 8 años.

Ya no hablamos de las embajadas. Ya no hablamos de los 6 canales autonómicos. Ya no hablamos de la política de inmersión lingüística.

Estamos hablando de dejar de dedicar fondos públicos a prestaciones sociales y de primera necesidad, sobretodo en el sector sanitario, para gastarse la pasta en equipamiento informático y de comunicaciones (cuando en la empresa privada, se ha comenzado por recortar precisamente en estos apartados).”

Tan sólo espero que con e-mails como este, se enteren los ciudadanos de Catalunya de las decisiones que toman sus políticos y que dejen de echar la culpa de sus políticas al Estado (ya cansa eso de “ Espanya ens roba”).