La república catalana: «ya soc aqui»

Alejandro 28 octubre, 2015 0

La actitud de Mariano Rajoy ante la desfachatez de algunos políticos catalanes, incluidos en Juntos por el Si y en el otro grupo que es ácrata,  y anticapitalista – vamos, que no es de la recua del plutócrata Mas y de su partido enfangado de corrupción hasta límites insospechados- y de extrema izquierda, de comenzar el proceso de independencia a partir de la nada, no ha convencido a muchos, que desde hoy ya son partidarios de suspender la autonomía o de detener a Mas por traidor y funcionario infiel. No ha convencido a muchos, como por el ejemplo, al creador del blog del Quicio de la Mancebía, que la toma con Mariano  tachándolo de cobarde y de hacer gala de una melíflua parálisis:

«No me asombra que el Mariano haya calificado tal ataque al principio de legalidad como una ‘provocación’. Juntos por el circo no tiene el menor interés en incitar, inducir, al Mariano a que haga algo. Les viene muy bien que siga sin hacer nada de nada. En mi opinión es más bien el Mariano quien provoca a los delincuentes con su melíflua parálisis.

Su cobardía, también moral, no tiene límites: no se atreve a alegar siquiera la legítima defensa del Estado de Derecho, tomando vericuetos en torno a la legalidad, el sentido común y el ‘yo es que no puedo aunque quisiera, que no quiero’.

También me pregunto si la Constiución y sus normas de desarrollo permiten la existencia de partidos que intenten ejecutar sus ansias independentistas por la ‘vía administrativa’.

Porque si eso es así ahora entiendo perfectamente que los terroristas de ETA haya dejado de matar y hayan optado por clonarse en esa suerte de partidos sobradamente democráticos que vds están pensando.


Con eso van a tener más que suficiente!

En la declaración del Mariano esta mañana, dice :

“Quienes quieran dividir hallarán un Gobierno que hará valer la ley”

Cuando debería decir:

“Quienes quieren dividir España se encuentran con un Gobierno que hace valer la ley. Requiero al representante ordinario del Estado en Cataluña, en funciones, que cumpla y haga cumplir las obligaciones que la Constitución u otras leyes imponen a esa Comunidad Autónoma, dejando inmediatamente de atentar gravemente al interés general de España.

Caso de no ser atendido mi requerimiento ipso facto, previa aprobación por mayoría absoluta de la Diputación Permanente del Senado, adoptaré las medidas necesarias para obligar a esa Comunidad al cumplimiento forzoso de dichas obligaciones, para la protección del mencionado interés general, de conformidad con lo establecido en el artículo 155 de la Constitución Española.”

Se ve que en estos tres años de ‘provocaciones’ y ‘algarabías’, no ha tenido tiempo, siento tan fácil.

Sólo por lo que está pasando en estos momentos, el Mariano debería renunciar, ipso facto, a ir de candidato a Presidente.

 Mientras tanto, el ministro de Justicia afirma que lo dicho por la presidenta del Parlament es pura palabrería, que no tiene más importancia que la política. O sea, nada, que todavía no se han independizado.

Curioso proceso ‘democrático’ el de la palabra dada: antes bastaba con darse un apretón de manos para llegar a un acuerdo; después se pasó a la firma hológrafa; y, más tarde, a la firma digital. Ahora vale incluso con que te graben la voz.

Pero se ve que si eres nacionalista, presides un Parlamento y rodeas tu golpismo de formalismo institucional, eso no es más que algarabía»