Más sobre Miriam Reyes y el Concurso Miss España 1991

Alfonso Valencia 28 diciembre, 2008 0


miriam reyesmiriam reyes

Imagen de previsualización de YouTube

Imagen de previsualización de YouTube

Fue para nosotros, no excesivamente seguidores de los programas de Hermida, y menos de los conjuros (concursos) de belleza, que frecuentemente se ven envueltos en escándalos, en enjuagues, en chalaneos, en situaciones cómicas, una  sorpresa encontrar en el programa DEC la figura de Miriam Reyes-también, como ya expresamos hace dos días, nos  agradó la persona de Nilo Manrique, no  por haber estado maridado con Isabel Gemio sino por sus calidades humanas-, y desgraciadamente la hemos conocido aquejada de una enfermedad, de la que se le ve bastante recuperada, e infundiendo hacia los demás un optimismo y una ganas de vivir que ni ella se esperaba , a juzgar por lo mal que lo ha pasado, por las transformaciones en su cuerpo: la modelo padece síndrome de Cushing, que aparece cuando el cuerpo produce demasiado cortisol. Suele ir asociada a un tumor, en este caso cerebral.

Los síntomas eran heterogéneos, tales como abdomen hinchado, acné, problemas de visión, heridas en la cara y un aspecto deformado: el cuerpo de la modelo cogió más de veinte kilos , todo una tragedia para quien en su día fue una de la mujeres más bellas de España, sin que esta condición fuese refrendada en el concurso de belleza de miss España. Aunque lo importante de todo esto es que, al día de hoy, luce su belleza en todo su esplendor, y sobre todo la riqueza interior y la simpatía que contagia a los que la rodean.

No fue elegida miss España finalmente, ya que el galardón lo obtuvo Sofía Mazagatos, que después pasaría a la historia por sus célebres frases, entre las que destacan la de “estar en el candelabro” o su rocambolesca relación, chalet, incluido con un empresario sevillano de apellido Caldas, donde incluso se habló de un coche “Mercedes Benz” y del Sevilla Club de Fútbol.

Búsquedas Relacionadas:

  • miriam reyes