Olvido Hormigos y sus exégetas

Alfonso Valencia 8 septiembre, 2012 3



 Se veía venir que al acto íntimo de Olvido le iban salir numerosos interpretadores y comentaristas, que van a arrimar cada uno el ascua a su sardina,  habiendo algunos que culpabilizan  a Zapatero y a Bibi Aido (por los mapas del clítoris que se diseñaban en su ministerial despacho ) del puntual calentón de la misma, reenviado a la Nube. E incluso nuestro post  Los avatares de la concejala Olvido Hormigos ha merecido comentarios. Así nos dice uno:

“De un grano se hace montaña si muchos granos vienen a engordarlo. No he visto ese video ni siento un especial morbo por ver como se pellizca la señora Hormigo el chícharo. Ya he comentado una vez el tema y todo lo que pueda decir sólo servirá para mantener en el candelero la intención de quien la ha “marcado” de por vida .

¡ Allá cada cual con cada cuala!
Es una vergüenza esperar a la persona en las puertas de un ayuntamiento para llamarla ¡Guarra! por algo en apariencia tan simple como hacerse una paja y grabarla para quien le diera la gana.
Ojo con las palabras y con los meteojos en las intimidades ajenas que de ellos será el Reino de las Cadenas televisivas. Utilícense con responsabilidad las palabras porque muchas de ellas degeneran en sufrimiento para los inocentes a quienes alcanzan. Nos debemos a unos principios y parece que en épocas duras ( cuando más falta nos hacen) son para algunos meras tonterías “, al que he contestado:

“Klara, tu lenguaje directo y clarividente me ha impactado, pero… ¿acaso no sabías que la España profunda, sí,  esos descerebrados de Los Yébenes que en tiempos no tan remotos hubieran quemado viva a la que se autocomplació ( o autocomplugo) e hizo partícipe de sus tocamientos a su amor y al resto de la humanidad, vía internet, esa España profunda, digo, sigue muy viva, a pesar de que ya estemos en Marte?

Esa familia tendrá que cambiar de residencia o durante muchas generaciones su familia cargará con la vergüenza de ese acto íntimo de tan fogosa e irreflexiva concejala. Qué lejos queda ya el cipote de Archidona … Menos mal que ya no quedan panegiristas tan rijosos como Cela”

Y ya de una manera más profesionalizada hemos de fijarnos en el espléndido blog EQM que se saca de la manga el post Tocamientos y olvidos, que no se lo salta un gitano con alpargatas nuevas:

“Aunque la paja femenina siempre haya existido, algo que nadie pone en duda, hay que reconocer, como hoy comenta Santiago González, que ZP le dio vidilla con sus cursos formativos a escolarAs, amas de casa, ejecutivas, cuidadoras de personas y demás ‘jóvenas’.

Gracias, pues, también a nuestro Presidente arruinador, el feminista poeta político por excelencia, las pajas, se han perfeccionado: muchas de las discretas seguidoras del placer natural ya saben lo que es incluso el ‘squirting’ y, sobre todo, el gustazo que da verse en el vídeo casero como una gran actriz porno que no lo hace por exigencias del guión. Hasta ahí bien; por lo que se explica perfectamente el ‘no te vayas’ de Esperanza -por Dios- y de la inigualable Elena Valenciano.

Pero es que hay más. No es lo mismo una paja íntima en la capital que hacérselo en un pueblo de pocos miles de habitantes. Aquí hay que tener más cuidado, bajar las persianas, correr las cortinas y tratar de que los jadeos no transpasen los actuales tabiques de chicha y nabo. Qué historia para José Mota!

Y el tercero. Siempre ese maldito tercero. Un amigo ‘íntimo’, ahora presunto imputado por divulgación, que parece recibe el regalo o se hace con él, cuando la señora es una auténtica señora casada y con niños en riesgo escolar del consiguiente cachondeo de los compañeritos y compañeritas.

Si todo eso se confirmara, no sólo tendrá que dejar el Consistorio sino que también la municipalidad: los variopintos insultos ya recibidos auguran tal final y mueven a creer que el populacho, siempre moralista y linchador, sabe demasiado de cualquier posible triángulo relacional.

Vayamos, finalmente, a la propia paja: yo coincido con quienes piensan que es peliculera. Sobreactuada. Excesivamente triunfal. Con intención de dejar boquiabierto, con la miel en los labios, al destinatario. Tampoco tengo claro que se trate siquiera de una simple paja. El tiempo no acompaña y el contraluz no ayuda. Me suena más a un trailer de cine que podría titularse ‘ya sabes lo que te espera’.

En fin, ella, superada por los acontecimientos y avasallada por una amarillista prensa carnívora, es atractiva y dotada de grandes posibilidades, lo cual empeora claramente su pronóstico social. Ya sabe vds de qué y de cuánto es capaz la envidia.

En cuanto a la postura de su partido, qué quieren que les diga: con llamadme Alfredo y su cara de hortodoxo ermitaño, recordando, a buen seguro, aquel exuperante episodio socialista…

También comparto las dudas sobre la conveniencia o no de divulgar ese vídeo que, por otra parte, ya está en [las] manos de casi todos. Podría incluso convertirse en ejemplo de módulo formativo municipal, propiciado por quienes se vanaglorian de formar a jovencitos -y jovencitas- de las nuevas generaciones en que hay que masturbarse hasta que se seque la médula espinal. Lo cual es mucho.

Por que no se seca nunca.

No quiero ni pensar qué hubiera ocurrido si los socialistas hubieran pillado a Mariano en semejante trance. Bueno, quien dice Mariano, algo impensable, puede imaginar a algún otro pepero más libertino, que no es difícil. Por cierto, creo que ya contamos con un senador canario socialista que se vio envuelto en una tomatera de aquí te espero, en este caso de pago.

Ya les digo, en mi opinión cada cual es libre de encontrarse el gustito como y cuando quiera, pero  tomando las oportunas cautelas. Para evitar el ridículo y otra infinidad de consecuencias. Sobre todo si es político y tiene familia”

Si quieren completar la exhaustiva información sobre el inocente acto de la concejala, sobre el que ya se mercadea desgraciadamente en algunas páginas porno que lo consideran como algo insuperable, pueden dirigirse al sesudo aunque también sensacionalista El Mundo,  donde saben tanto de vídeos íntimos robados, y comprobarán que algunos de sus primeros espadas entran sin pudor en la vida de la onanista. Así Arcadi Espada en [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], escribe “

“De la masturbación en política”:

“Asombrosamente, veo que surge un movimiento espontáneo en defensa de una concejal de la provincia de Toledo que se masturba. Libertad para masturbarse, han proclamado. No pensaba yo que el PP hubiera prohibido esta práctica útil, aunque un poco monótona. Ha sido tan potente el movimiento, y encabezado por la señora Esperanza Aguirre y por el señor Eduardo Madina, que han conseguido, incluso, que la concejal se haya retractado de su primera decisión, que era dejar la política”

 

O   Santiago González en su blog, 070912, “Rectifico, concejala”

 

“…creo que después del pleno que debió afrontar ayer, con parte de los efectivos de su pueblo erigidos en chusma frente al Ayuntamiento, para insultarla a la entrada y a la salida del pleno, su condición de víctima se hizo más evidente.

Conocimos datos a última hora de ayer que antes nos habían sido vedados, concejala, porque usted los ocultó. Algunos de ellos no nos incumbían en absoluto y es comprensible que no los hiciera usted públicos o que mintiera sobre ellos. Por ejemplo, el hecho de que, tal como nos hizo creer usted, el video no era para su marido. Esto, como digo, no le atañe más que a su marido, un bendito que ejerce el honroso oficio de carpintero, vaya por Dios. Es verdad que usted hizo a continuación un enunciado polisémico:

“Yo estoy decidida a seguir, pero mi marido lo está pasando peor que yo”.

 

Y del mismo Santiago González en su blog de ayer. No dimita, concejala

 

“Al parecer, la concejala socialista de Los Yébenes, Olvido Hormigo, va a dimitir esta tarde como consecuencia de que un video grabado por ella mientras se masturbaba ha sido difundido en la red. El video era un acto íntimo de Olvido Hormigos para su marido. A uno no se le alcanza la necesidad de que esta mujer dimita y suscribe al pie de la letra el llamamiento de Elena Valenciano ayer en Twitter: “No dimitas por eso, Olvido. Ni se te ocurra”. Y apostilla, “yo apoyo a Olvido Hormigos”.

 

E insiste don Santiago en su blog, conseguido Vía e-pesimo, ya que por el momento no estamos suscritos a Orbit, con un título tan palmario como “Humo de pajas”:

 

“Seguramente la edil Olvido Hormigos no podría suponer que había de alcanzar fama gracias a la combinación de un asunto irrelevante con otro que no lo es tanto: el primero es la grabación que ella hizo con la webcam de su ordenador mientras se masturbaba; el segundo es la impunidad con la que vidas y famas se aventan en internet. Lo de la paja es una tradición universal, y, por supuesto, muy española. Uno de los tomos de las memorias de Terenci Moix era El peso de la paja; un gran lienzo de Dalí, El gran masturbador”

La tradición goza también de arraigo en la izquierda. Durante la era Zapatero, los socialistas subvencionaron con 14.000 euros talleres de masturbación para adolescentes en Extremadura, más concretamente en Mérida, Trujillo, Castuera y Navalmoral dela Mata.«El placer está en tus manos», era el lema genérico de la iniciativa. frecuencia. Deberían masturbarse más. Les aliviaría de muchas tensiones». Etcétera

 

 

 

 

 

 

 

Búsquedas Relacionadas:

  • Concejala Olvido
  • olvido concejala
  • Fotos olvido hormigo