Primer Premio Andalucía de Poesía,1977

Alejandro 12 octubre, 2007 0
 

 

 

Apuntes breves al premio, a su gestación y su ocaso El primer premio Andalucía de Poesía tuvo en el pueblo dos convocatorias, después nunca más se supo, pero de la lectura apresurada de las peripecias en que se desarrolló, del ingente esfuerzo que supuso para unos pocos, ¡bregar con poetas, con gente que mora en el Parnaso!, deduzco que valió la pena. Fue bonito mientras duró. Y como afirmó Pilatos, cuando le pidieron que cambiara la sentencia sobre Jesús de Nazaret, lo que se escribió en aquellos días, escrito quedó, para loor y gloria del pueblo.

En el inicio aparece Manu Leguineche, el mejor enviado especial que ha dado el periodismo español, creo que hace poco en el lecho del dolor, y de lo más selecto de la poesía malagueña de la época: Alfonso Canales que, amigo de don Camilo, se carteó con él acerca del famoso miembro de Archidona, del que después se hizo una película; Baltasar Peña Hinojosa, el paisano y primo de José María Hinojosa,el de la “Flor de Californía; Fernando Quiñones, que no pudo ser juez y parte ; Joaquín Caro Romero, autor de un magistral pregón en la Semana Santa de Sevilla, año 2000, que además de gran poeta escribió un libro sobre poesía erótica y al que no le gustó el nivel de los participantes; Diego Moreno el de “Sin trompetas ni tambores” y que ya figuraba en las antologías literarias de la época como escritor; Rafael Pérez Estrada, abogado y gran poeta y novelista y algunos otros que no acuden a mi memoria… y que estuvieron en los entresijos del Premio.                                                           Hay quien sabría traducir-mediante no sé que fórmulas-, aquellas cien mil pesetas, cuantía del Premio, de entonces a los tiempos actuales. Y hablar de dinero nos lleva a los mecenas del premio, desde el todopoderoso don Juan de la Rosa a los campilleros, pocos pero muy bien elegidos. Pienso ahora que aunque son todos los que están no estuvieron todos los que eran y me refiero a la posesión del don de la generosidad.



Finalmente, ahora que la sombra de Caín cruza siniestra y puntualmente el cielo del pueblo, ha habido un crimen de los llamados de género-anunciada una concentración el domingo en contra de la violencia criminal-, ahora que los distintos rencores patrios siguen presentes-impasible el ademán- en forma de películas sobre el Gal, de exhumaciones masivas de cadáveres de antepasados nuestros a los que se dieron paseos en contra de su voluntad- si tú me bombardeas aquí yo te hago una saca de presos allá-, ahora que el terror procedente del norte de nuevo nos asusta echándonos en el cogote su titadínico aliento-tienen detrás muchos políticos a los que les encanta recoger las nueces…-, ahora que todo eso está pasando, nosotros hablando del fenecido Premio de Poesía de Campillos que siempre será mejor que sacar de nuevo la quijada del asno y emplearla contra el hermano, pero aquel Premio no murió, es que la Tercera convocatoria del mismo fue hecha ad calendas graecas.

 

 AVL

 

 

 

 

 

Volver arriba