Recordatorio para charnegos. Cave canem

Alfonso Valencia 23 octubre, 2012 0

 

 

 

 

 

Sin duda en los tiempos venideros los inmigrantes en general, y los andaluces en particular porque son los más numerosos, van ser requeridos de nuevo por algunos  políticos que actualmente gobiernan en Cataluña con el objetivo de utilizarlos para sus fines espurios mediante un camuflaje inadecuado de la realidad. Querrán engatusarlos con falsas promesas, pero les recomiendo que tengan la cabeza fría, e incluso que el cartel “cave canem” (cuidado con el perro) de los antiguos romanos lo pongan a las puertas de su casa e incluso de sus corazones.

 Estos volverán a la carga de nuevo, por eso es interesante que no olviden, por ejemplo, lo que Jordi Pujol y Soley opinaba  de los andaluces en 1976:

 “… el hombre andaluz no es un hombre coherente, es un hombre anárquico. Es un hombre destruido (…) es, generalmente, un hombre poco hecho, un hombre que hace cientos de años que pasa hambre y que vive en un estado de ignorancia y de miseria cultural, mental y espiritual. Es un hombre desarraigado, incapaz de tener un sentido un poco amplio de comunidad. A menudo da una excelente madera humana, pero de entrada constituye la muestra de menor valor social y espiritual de España. Ya lo he dicho antes: es un hombre destruido y anárquico. Si por la fuerza del número llegase a dominar, sin haber superado su propia perplejidad, destruiría Cataluña. E introduciría su mentalidad anárquica y pobrísima, es decir, su falta de mentalidad”.

 (Del  libro “La inmigració, problema i esperanza de Catalunya, Editorial nova terra, Barcelona 1976,  pág. 65,67 y 68)

 Muchos años después, en 2007, la situación nos dio para escribir en el post Emigración al noreste


  “Como se cuentan por centenares de miles, son un granero de votos para cualquier partido y todos los líderes desfilan por allí y todos se sienten andaluces.Y tan integrados llegan a estar que incluso su President es un cordobés. A veces lo charnego se pone de moda y otras no.A estas alturas Pujol, uno de los políticos mejor considerados en la democracia desde siempre,  en una reciente conferencia nos expone su pensamiento de una manera diáfana.Recuerda a los inmigrantes,charnegos o magrebíes, que él no hace ninguna distinción , diciendo que Cataluña los necesita porque ha sabido crear más riqueza de la que le correspondía por el número de habitantes.Este hombre de tantos tics parece que al final se le ha visto el pelo de  su dehesa monserratiana cuando parecía  un demócrata y huía de Franco e incluso visitaba sus prisiones.Un complejo de superioridad enorme que a muchos nos tenía engañados. A estas alturas el liberal y calculador Pujol pone los límites claros y sigue pensando lo que cualquier racista ha dicho o pensado siempre de los que han llegado a su territorio:Que t’en mories de gana,charnego,encara gràcies que t’hem donat de menjar (“estabas esmallao y t’hemos dao de comé”)así,en andaluz.Como es muy parecido al castellano se entiende muy bien:en fin, eso de els altres catalans parece ahora y para algunos jerifaltes venidos a menos un cuento chino”

Y en la actualidad, alguien ques se llama Felix, un excelente poeta, sin duda ofendido  por la descripción que Pujol hace de los andaluces, le dedica este estupendo soneto:

EL SEÑORITO

 Un enano, cabrón, calvo y tripudo,

un jeta acomplejado y adiposo,

obsoleto, gagá, trincón, baboso,

tartaja, correlindes y ojerudo.

Pedigüeño un gorrón morrocotudo,

de la doblez un falso virtuoso,

de mil asuntos turbios sospechoso;

un, si no cabezón, sí cabezudo.

Si así calificarme se permite,

ya veis que en mis cuartetos lo describo;

y pues racista saliera el señorito,

no creyendo pasarme ni un ardite,

 a fuer, le añadiría, de objetivo,

desmayado un tupé y un bigotito.

 Félix,

“un andaluz desarraigado, destruído y anárquico,

en estado de ignorancia y

de miseria cultural, mental y espiritual”.

Búsquedas Relacionadas:

  • la emigracion problema esperanza de catalunya editorial nova terra 1976