Personajes del verano: Cayetana, Mariano, Pedro

Alfonso Valencia 17 Agosto, 2016 0

 

 

A día de hoy resalto la importancia de estos tres próceres, el segundo y el tercero irritando al personal y la primera velando, dentro de sus posibilidades, porque al Estado no se le tome por el pito de un sereno, y es que Cayetana Álvarez de Toledo, Presidenta de Libres E Iguales, ha denunciado  ante la Fiscalía General del Estado a  la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, por su reiterada desobediencia a las resoluciones del Tribunal Constitucional. La denuncia podrá extenderse, eventualmente, contra los restantes miembros de la Mesa parlamentaria y del gobierno de Carles Puigdemont.

La presidenta Forcadell ha permitido el avance del proceso de ruptura que se inicia con la aprobación de la resolución secesionista del 9 de noviembre de 2015. En abierto desafío a los mandatos expresos —y personalizados— del Tribunal Constitucional, ha autorizado la creación y desarrollo de una Comisión de Estudio del Proceso Constituyente, y el debate y aprobación de sus conclusiones antidemocráticas.

Igualmente ha facilitado el avance en la tramitación de las tres leyes previstas en la declaración de ruptura anulada por el TC: las llamadas leyes de Transitoriedad Jurídica, Seguridad Social y Hacienda propia.

La presidenta Forcadell y los diputados afines han desobedecido al TC de manera exhibicionista y han hecho ostentación del desprecio que les merecen, y les merecerán, las resoluciones del alto tribunal. Y es también esta circunstancia la que nos obliga a reclamar de las instituciones el máximo celo y energía en la defensa de los derechos ciudadanos. Ante el alarde antidemocrático, la acción democrática.

No hay ningún mandato legal que obligue a la Fiscalía a esperar a la resolución del TC antes de intervenir sobre el flagrante delito. Todo lo contrario. El artículo 124.1 de la Constitución es nítido: «El Ministerio Fiscal, sin perjuicio de las funciones encomendadas a otros órganos, tiene por misión promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley, de oficio o a petición de los interesados». Exactamente lo que Libres e Iguales reclama hoy a la Fiscalía.

Los propios denunciados están de acuerdo en la evidencia delictiva de su conducta. Basta leer la literalidad de la resolución parlamentaria del 9 de noviembre de 2015, de la que emana la sucesión de desafíos protagonizados por la presidenta Forcadell. El punto 6 dice así:


«El Parlamento de Cataluña, como depositario de la soberanía y como expresión del poder constituyente, reitera que esta Cámara y el proceso de desconexión democrática del Estado español no se supeditarán a las decisiones de las instituciones del Estado español, en particular del Tribunal Constitucional, al que considera falto de legitimidad y de competencias a raíz de la sentencia de junio de 2010 sobre el Estatuto de autonomía de Cataluña, votado previamente por el pueblo en referéndum, entre otras sentencias».

De ahí que con esta denuncia Libres e Iguales trate a la señora Forcadell y a sus aliados no solo como merecen, sino también como ellos mismos quieren que se les trate. Y como merecen, sobre todo, los ciudadanos españoles, cuyos derechos se están vulnerando día a día en Cataluña con obstinación y la arrogancia propia de toda conducta antidemocrática.

Mientras tanto, el funcionario Mariano correteando por Galicia…  y Pedro, el hombre del Capazo, protagonista en el papel couché, del que dice Santiago González  en El Mundo el Martes, 16 agosto 2016:

“También entre los pucheros anda el Señor, dijo Teresa de Avila a sus monjitas. Más allá de la mística, el joven Sánchez ha reformulado la idea, mientras posaba para el fotógrafo de ‘Pronto’ con el capazo de las toallas bajo el braso en una playa de Almería: “También gestionando las toallas se sirve a la gobernabilidad de España”.

Es lo que hay. Snchz ha encontrado un oficio,-lástima que no sea remunerado-, que encaja como un guante en sus capacidades profesionales. La revista le dedica la portada. Los detractores del dirigente socialista, que los hay, deploran el contenido y el continente, si por lo menos hubiera sido en ‘Hola’, pero eso es porque desprecian la conciencia de clase del joven Sánchez. ¿Qué querían, verle entre las realezas, la gran Carlota y su augusta madre, las excursiones del Rey emérito por plazas de toros y grandes restaurantes?   No, la política se hace junto a los humildes, de ahí que Pedro alterne en el protagonismo de la revista con el lumpen del papel couché: Marta Luisa de Noruega, la princesa friki de una familia real en que la respetabilidad corre a cargo de Mette Marit, Chabelita y Dulce, Kiko Rivera, José Fernando, que va a hacer abuelo a Ortega Cano, y luego, ya viene Pedro S´ñanchez.

Por otra parte, lo que iguala a los españoles es la actitud ante las vacaciones y en eso la izquierda lleva cuerpos de ventaja, desde que Zapatero, cada vez que tenía que interrumpir las suyas, se las compensaba después, como un funcionario ejemplar. Lo mismo ha hecho Manuela Carmena, que ha interrumpido las suyas para asistir a los festejos de la Virgen de la Paloma, pero se lo va a compensar con un argumento irrefutable: “Cogeré más días de vacaciones para tener la misma actitud que los ciudadanos”. Esto es lo que hay, joder qué tropa”

Acerca de estos anuncios