Juan Carlos I, más que nunca en la picota

la caza del búfalo

 

Me parece una exageración esa especie de consternación que ha producido, en algunos políticos y medios de todo pelaje, de aquí y foráneos,  la fractura de la cadera del monarca, al parecer en una cacería de elefantes en Bostwana –hay elementos algo insidiosos que dejan caer otras circunstancias, por ejemplo, en el blog JRMora, humor gráfico,  incidencia  de la que ya ha sido operado satisfactoriamente en la clínica San José.

Con el annus horribilis que está teniendo el Rey, deberíamos ser más compresivos con sus debilidades y hobbys: la señora que no lo acompaña ya que está en Roma; su nieto primogénito, creo, Froilán, recuperándose en una clínica de un tiro fortuito en un pie: sus hijas, también desconsoladas por los maridos que les han tocado; su yerno, acusado de múltiples latrocinios; y el país, en la ruina. Con todas estas variables, ¿qué impide que se tome unos días de asueto, un señor con posibles, y además con una edad que ya comienza a ser provecta?

Les muestro solo algunos rasgados de vestiduras. Falta el más antimonáquico de toda la caverna, el que lleva años pidiendo su abdicación: el sin par Fede J. Losantos:

Tomás Gómez: el Rey debe elegir ‘entre sus responsabilidades o la abdicación’

El Mundo sentencia en su editorial:

«… se trata de un viaje irresponsable, realizado en el momento más inoportuno».
«Resulta muy poco ejemplar el espectáculo de un monarca cazando elefantes en África cuando la crisis económica en nuestro país provoca tantos problemas a los españoles, incluidas algunas situaciones familiares dramáticas. Ello transmite una imagen de indiferencia y frivolidad que el Jefe de Estado jamás puede dar».

La prensa internacional comienza a comparar a los Borbones con los Windsor. Así Paris Match  en un titular  «La primavera podrida de la Casa Real española» y se pregunta «qué demonios» hacía el Rey en Botsuana, explicando la afición del monarca por la caza y la polémica fotografía con el elefante muerto. Sitúa a nuestra Corona «entre el Tribunal y el Hospital».

France Info:»La fotografía del Rey con el elefante cazado es una muestra de indiferencia y frivolidad».

Le Point pone el acento en el desagrado generado en España por la fotografía de Su Majestad, y asegura que los españoles lamentan los juegos de caza de su Rey en África, incidiendo en el «malestar que ha generado en el país».

La revista Time habla de los escándalos de la monarquía con las armas, recordando la muerte del hermano del Rey, y el episodio de caza de osos en Rusia. «Esta no es la primera vez que el amor del envejecido monarca por la caza ha causado preocupación» y recuerda que cazó a Mitrofan, un oso «alimentado con miel y vodka». Afirma que el respeto a la Monarquía se está perdiendo. Durante décadas «los medios del país –ni siquiera los dedicados a los chismes- han hecho tímidas referencias hacia las amantes o las fechorías financieras del Rey, y se comentó poco sobre sus reuniones con los jeques árabes, o la predilección por las pastillas adelgazantes”

El Daily Mail: Se está abriendo una brecha entre la sociedad española y la Monarquía con estos escándalo. También hurga en los problemas maritales del Rey y la Reina, recordando que ella «rechaza la caza» y que no ha querido ir a visitar a su marido al hospital, quedándose en Grecia.

One comment

  1. Algunos españoles de pura cepa (aparte los voceros foráneos,sean ingleses o franceses, que tienen de qué callar mientras engullen zorros y otros animalillos) están haciendo lo posible para que la Casa Real tome las de Villadiego. Cosa nada halagüeña, por los referentes históricos vividos en propia carne por muchísimas personas que aún viven. El socialista más recuerda a Largo Caballero, cuando pedía insistentemente la guerra civil varios meses antes de comenzar la misma, tan seguro de su aplastante superioridad. La Falange anda agazapada, bueno está el Losantos; pero que se líe y saldrán como setas. Tal vez ahora sea la ocasión de Stalin, aprovechando lo revuelto que anda el patio occidental y visto cómo se pasea China triunfante por el mundo. Lo único que puede frenarlo en seco son los amigos esos de la base de Rota, que no se andan con mucho miramiento a la hora de lanzar cualquier pepino disuasorio sin importar calibre, fuera de USA. Y mientras tanto, la crisis,¿qué hacemos con ella? Entre esto y las finales de fútbol la engullirán. Creo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.