La caverna agazapada ante el 20-N

Yo que Rajoy no me fiaría en absoluto de los que ahora no pueden disimular la alegría por la caída de Zapatero y las desventuras de Rubalcaba.Yo que Rajoy, después de haber dicho que la aparente claudicación de ETA ha sido conseguida sin concesiones políticas, no estaría muy a gusto con su núcleo duro, el Mayor de los Orejas al frente, que sigue diciendo y pensando que Zapatero es un traidor que nos ha vendido a los terroristas. Los de este núcleo duro son tan cerriles y dogmáticos que pueden dar a traste con la política de moderación del nuevo presidente. Y los jinetes del Apocalipsis, si este no se pliega a su su involucionista forma de ver la política, pronto le volverán la espalda, como en 2008.

He aquí algunos ejemplos:

Antonio Burgos escribía en ABC:

“Aznar ya no vive aquí. A Rajoy que lo registren. A González Pons, que le hagan la prueba de la alcoholemia. Niño, pisa el pedal de Cospedal. ¿Aznar dice usted? ¿Que hubo una vez en el PP un hombre llamado Aznar, y que además tuvo la desfachatez de ganar dos veces las elecciones generales, y encima por mayoría absoluta una de ellas? Aznar, Aznar… No me suena. Ese es, en todo caso, el que tuvo la culpa de la guerra de Irak y de lo del 11-M. Con él España no iba bien. Iba de cráneo. España va bien con Rajoy, que es capaz de renovar todo lo renovable sin renovarse él mismo e irse a su casa tras perder dos elecciones, ¡qué arte, miarma! Rajoy lo ha dicho de palabra: ‘Aznar ya no está en política, y España y el PP han cambiado’. Óle tus cojones.”

Isabel San Sebastián en El Mundo:

“Diez millones y medio de votantes, muchos de ellos representados en ciertos medios de comunicación como El Mundo, tienen derecho a pedir explicaciones sobre la utilización que se está haciendo de su papeleta, sin que se les tilde de traidores, saboteadores, derrotistas o cosas peores (…) ¿A dónde va este PP en ese empeño confuso de renegar del aznarismo sin hacerlo abiertamente? ¿Pretende apuntarse al discurso del buen rollito zapateril, evitando los debates políticos en profundidad y ciñéndose a las cosas de comer (en lenguaje de Rajoy: ‘lo que le interesa a la gente’) o está en su proyecto seguir defendiendo principios intangibles tales como la patria, la igualdad, la justicia o la libertad? (…) ¿En lo que atañe a la propia estructura del grupo, es posible desterrar al fantasma de Aznar sacrificando únicamente a los peones, mientras su sucesor sigue al frente del timón?”

“Confieso mi estupefacción. El actual aparato popular, que no es capaz de mantener ni siquiera una apariencia de orden en esa casa de los líos (…) Ahora resulta que todo esto forma parte de una conspiración universal urdida no se sabe si por Esperanza Aguirre, Aznar, El Mundo y la Cope o alguna sociedad secreta de la derecha extrema, con el fin de impedir el noble empeño de Rajoy de llevar a su formación hacia ese centro bendito fuera del cual todo es tiniebla. El aparato, ése que trata en vano de sustituir con ardides de trilero lo que debería ser una actuación política de altura, a cargo de un equipo dirigido por un líder, intenta desesperadamente ganar tiempo echando balones fuera. Filtra, escupe, lanza rumores al aire con la ayuda de los más serviles, mientras Rajoy juega al tancredismo esperando a que escampe. Ni resuelve ni delega. Deja en manos de lacayos lo que sólo él puede arreglar, en el supuesto remoto de que todavía tenga arreglo”

” Rajoy accedió a la Presidencia del PP por designación digital de un José María Aznar que hoy musita su pesar en privado, poniendo en duda el liderazgo de su sucesor ante quienes le visitan (…) hasta él asume que su pupilo no es un candidato vencedor. Y lo mismo ocurre con la mayoría de los dirigentes populares (…) ‘Mariano es el mejor, porque no hay otro’, se oye decir a alguno de esos barones que le sostienen artificialmente, dándose tiempo a sí mismos para situarse con vistas a una sucesión que ven inevitable de aquí a un par de años, cuando las derrotas electorales en Galicia, País Vasco y Europa terminen de tumbar al que aún se aferra a la silla. La gran mayoría, créanme, está convencida de que Rajoy no llega al 2012”.

“Mariano Rajoy, sin ir más lejos, cosechó ayer un estruendoso aplauso a pesar de pronunciar un ‘discurso inexistente’, en opinión de buena parte de los periodistas. Un joven alcalde de pueblo de la provincia de Castellón confesaba su decepción, preguntándose con amargura: ‘¿Alberto Ruiz-Gallardón y Javier Arenas son el futuro? ¡Pero si llevan un siglo en esto!’ Será interesante asistir al combate que libren entre ellos cuando llegue la hora de heredar, momento que los entendidos (es decir, la minoría de los compromisarios de Valencia) sitúan después de las europeas”

Hay miles de páginas con sustanciosas escritos de miembros y miembras de la caverna dirigidos a Rajoy, hace solo tres años. Me dicen que el aspecto distraído y ensimismado de que hace gala o muestra estos días Mariano Rajoy es porque está leyendo un resumen de lo escrito por aquellos que son o sus actuales palmeros o sus compañeros de viaje. He ahí la clave de su catatonia preocupante.

 

One comment

  1. Hola Antonio,mi nombre es Jacobo Guerrero ,gerente de «Micolchon»,aquí te presento nuestro partido político,somos la verdadera y única alternativa.
    P.S.I.
    http://www.novotosinsoñar.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies