Caso Marta: Alguien voló la coartada de “El Cuco”

el cuco en el centro

No nos resistimos a reproducir el título del post, hecho a imagen y semejanza del de aquella famosa película de Jack Nicholson, en que coartada puede sustituirse por lo misterioso de la enfermedad mental y el animal cuco por el menor El Cuco, título que hemos visto en Libertad Digital que a su vez hace referencias a El Mundo-Andalucía.

Y quienes han volado la coartada de El Cuco han sido sus cuatro amigos que han declarado que a la hora del crimen no estaba en compañía de ellos y que, además, no  supieron nada de él, al menos, hasta pasadas las 22 horas de aquel 24 de enero cuando él había dicho que se reunió con ellos a la 21 horas, en un botellón.

Esto lo dijeron sus amigos hace varias semanas en las dependencias del Grupo de Menores de la Policía Nacional como parte de las diligencias que aún llevan a cabo los agentes.
Este nuevo dato supone que el menor tuvo tiempo de participar en el crimen tal y como lo relató el ex novio de Marta, Miguel Carcaño, en su última declaración. Es más, los propios investigadores y el juez en sus autos sitúan el fallecimiento de la joven entre las 20.00 y las 21 horas, un intervalo de tiempo para el que, tras la declaración de sus amigos, el Cuco no tiene coartada que era la de que antes de las 21 horas se reunió con sus amigos en las cercanías del centro deportivo municipal de San Pablo, donde estuvieron bebiendo varias horas.

Estas novedades otorgan más credibilidad a la última declaración de Miguel, quien relató que fueron él y el menor quienes mataron a Marta en el piso de León XIII. Según Carcaño, los hechos ocurrieron entre las 20 y las 21 horas, cuando ambos estaban con Marta en el piso, la amenazaron y golpearon para, después, violarla y, por último, la estrangularon con un cable. El cadáver, dijo Miguel, lo tiraron a un contenedor.
El padre de Marta cree que la fase de instrucción se está cerrando «demasiado pronto», aunque ya existan pruebas de sobra para meter en la cárcel a los implicados una buena cantidad de años: “ya lo que queda es encontrar a Marta»,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.