El baño de Pajín en la isla de Lazareto

pajin y su madre

pajin zambulléndose

pajin en la playa

Al ver reproducido en los medios abundantemente el baño de Leire Pajín en el Mediterráneo, en unas playas de la isla de Lazareto (Mahón o Maò), durante el pasado fin semana, en un complejo, una fortaleza construida en el siglo XVIII, reservado a los funcionarios de Sanidad en que solo ellos  por sólo 300 euros pueden alojarse en el recinto durante 16 días en régimen de pensión completa y con los traslados en barco incluidos, vivan las prebendas, me he echado a temblar porque le van a venir críticas por todos lados, como de Ezquerra-Baleares que  ha anunciado que  pedirá en el Congreso de los Diputadostoma ya–  la  reprobación de la ministra de Sanidad, Leire Pajín, “por haber pasado unas vacaciones  con sus padres en unas instalaciones reservadas a los funcionarios del Ministerio de Sanidad en la isla de Lazareto de Mahón”, en realidad dos días y que ella ha pagado de su bolsillo, una nadería al lado de los 40.000  euros anuales que se le atribuyen, su habitación y la de sus padres.

También me he echado a temblar por las reacciones de los rijosos alcalde de Valladolid: “tengo que decir que cada vez que le veo la cara y esos morritos… pienso lo mismo, pero no lo voy a decir aquí” o de Sánchez Dragó y las connotaciones onanisticas que le trae el apellido Pajín o de los humoristas Ussía o Burgos que estarán ya incubando sus ocurrencias que suelen ser muy zafias sobre todo comparadas con las que le hicieron a las fotos de Soraya con sus piececillos desnudos…

Pero voy a recurrir para zanjar los dos días de asueto en Island of Lazaretto, luciendo sus redondeces muy bien llevadas – no es una náyade– a un estupendo artículo de Raúl del Pozo que se puede considerar defensor de la figura de Pajín y en que le augura además que quizá Hollywood vuelva a imponer cualquier día el tipo Sofía Loren y regrese la odaxelagnia , o el placer de morder o ser mordido por la pareja:

LEIRE LA BRUJA  de Raul del Pozo

“Apareció con un bikini morado en Menorca  y enseguida hicieron chistes sobre su cuerpo nada gitano ni tampoco de sirena; ya habrán visto en la foto que estamos ante una mujer normal, no un bollycao ni tampoco una foca.

Apenas saltón su imagen a las linotipias tronó la sátira en las radios y en las redes sociales. Enseguida recordé que hay la costumbre de putear y pregonar a esta ministra como si ella interpretara en la politica el papel de bruja, en la que se hubiera metarmoforseado el demonio o fuera el mismísimo súcubo de un antiguo dirigente del PSOE, al que dicen que se le parece, aunque ella vaya de zapaterista desde que era guayabo y llegó a San Jerónimo

 En otro tiempo hubiera sido puesta en la parrilla como un filete de vaca. Ahora ya no se quema a los herejes sino que se les desacredita por sus hechuras; no solo hay que tener cuerpo de náyade para ser modelo sino para trabajar en el consejo de ministros. No se  queman brujas y yo tampoco pensaba que se paseaba a alguien por su apariencia física, como cuando apedreábamos perros y cojos, y nos burlábamos de las locas y de los rencos, los tartas o los curdelas. ¿No habíamos quedado en que reírse de los defectos físicos era de la gente que rompía cristales y quemaba libros?

Y el caso es que el cuerpo de Leire Pajín se parece al de la “mayoría de nosotros y nosotras”. Con nosotros hubiera abarcado a todos los géneros pero yo no he dicho que las feministas no cometan cursilerías y vicios léxicos aunque en lo esencial tiene  razón. .Destaquemos que Leire Pajín no va de remendada como muchas damas de la corte que antes pasaban por las celestinas para remendarse el virgo y ahora por la cirugía para estirarse el careto.

¿Qué quieren que me ponga el burka? Se preguntaba a si misma la ministra de Sanidad hace unos meses cuando dijeron que tenía papada de panceta. Ahora, basándose en que ha denunciado la comida basura que engullen los niños zampabollos, la han puesto en la picota, no criticando su tarea política sino su muslamen. Gustan las tetillas  metrosexuales, antes de novicia, los cuerpos de zumos de zanahoria, sin saber que Hollywood vuelve a imponer cualquier día el tipo Sofía Loren y regresa la odaxelagnia , o el placer de morder o ser mordido por la pareja.. Hasta que vuelva el tetamen y la chichera donde darle al morro, necesitamos mas tiempo en el reformatorio de las feministas para comprender aquello de Adler ”Lacivilizacion nunca culminará su misión mientras considere inferior a una de sus mitades”

2 comments

  1. Sorprende que estos complejos, no sean deficitarios y no se vendan, en cambio otras empresas, SÍ.

  2. Interesante opinión sobre el complejo. Supongo que lo tendrían muy bien escondido: creo el 90 % de españoles ignoraba su existencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies