Enric Sopena ve una mina en las noticias con contenido Gay

bandera del colectivo gay

También trata de otros asuntos entre los que predominan los que critican al PP y su actitud ante el caso Gürtel. En las tertulias es llevado como contrapeso para los tertulianos de derecha y de derecha extrema, como le gusta a él mismo decir. Otros dicen de él:
“Enric Sopena, en su día miembro numerario del Opus Dei, vive con la constante obsesión de arremeter contra la Iglesia y, en particular, a determinados sectores del catolicismo que bautiza con ramplones improperios acorde a su objeto: “tenemos que dar batalla para desalojar a las confesiones del espacio público, si queremos que esto algún día no muy lejano llegue a ser de verdad una sociedad laica”.

Pero no es el momento de hablar del director del plural.es, sino de esa tendencia a recoger en su digital noticias sobre ese numeroso colectivo, y no sólo en el diario virtual sino en las tertulias en La Noria, en las que forma un fogoso tándem con Mª Antonia Iglesias: el último día, y defendiendo las manifestaciones del Orgullo Gay, hablaba de que en tiempos los homosexuales eran colgados por los tobillos hasta morir, dicho con el calor que suele poner en sus intervenciones merecedoras de los aplausos del público que invita Jordi González, al parecer, o uno que se llama como él, figurante en la relación de El Mundo de los 50 gays más influyentes del país, encabezados por el juez Grande Marlasca.


Un post no puede ser muy extenso así que las noticias del mundo gay,  las que Enric es tan proclive a dar, las tendremos que resumir así:

-Horcajo cree que a los gays y lesbianas les gusta que les den. En el programa “Más se perdió en Cuba “de Intereconomía, denunció que el desfile del orgullo Gay es de mal gusto: «Si me obligan a elegir entre las clases medias y los gays y las lesbianas, yo elegiría a la clase media. ¿Saben ustedes por qué? Pues muy fácil: porque a las clases medias no les gusta nada que les den»

-Las recientes críticas del PP granadino hacia el turismo gay no han sentado muy bien a la Diputación Granadina. porque desprenden «un cierto tufo homófobo».

-Benedicto XVI desoye a los activistas gays y a los sectores católicos más retrógrados:  El Papa beatificará al cardenal Newman, polémico por su supuesta homosexualidad junto  a seis mártires españoles asesinados durante la Guerra Civil
De esta forma, el Papa hace caso omiso a los colectivos homosexuales, que pedían que se respetase el deseo de Newman de yacer junto a su amigo y colaborador, el padre Ambrose St. John.al que Newman dijo que le “había amado con un amor tan fuerte como el de un hombre por una mujer” y pidió ser enterrado a su lado: un hecho en el que los activistas gays ven una clara salida del armario.

El quid de la cuestión, se afirma,  no es su conversión al catolicismo, sino su supuesta orientación sexual. Los activistas gays británicos lo tienen claro: “el cardenal Newman era homosexual” y han exigido al Papa que respete su voluntad  de reposar junto a su “amado.
Por su parte los sectores católicos están  descontentos por la posibilidad de que un homosexual pueda ser canonizado.
.

 

One comment

  1. Sólo para comentar que ésa no es la bandera que simboliza a la diversidad sexual, más conocida como «bandera gay», ya que el orden de los colores no es el indicado. En fin, tal vez la intención es lo que importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies