Farruquito se somete al tercer grado de DEC

[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE]

Juan Manuel Fernández Montoya, Farruquito ,es un bailaor gitano y andaluz de flamenco, hijo del cantaor Juan Fernández Flores, El Moreno y de la bailaora Rosario Montoya Manzano, la Farruca ha ido, después de salir de la cárcel, donde ha estado cumpliendo condena por el atropello y muerte en un paso de cebra de un ciudadano sevillano, yendo bajo los efectos del alcohol y sin poseer el permiso de conducir correspondiente, y sin haberse detenido para auxiliar a su víctima, a un programa de televisión, de los catalogados como programas basura, en concreto DEC-¿Dónde estás corazón?- para airear su pena y ser sometido al tercer grado por una serie de periodistas de todos conocidos, en presencia virtual de, al menos, 3.000.000 de espectadores.

140.000  euros, en estos difíciles tiempos, son muy buenas razones para ponerse voluntariamente en la picota de la que salió airoso pues se mostró sinceramente arrepentido de su criminal, aunque fortuita, acción :  una más de las que se cometen cada año y en algo habrá contribuido, dada su repercusión al ser un personaje famoso, a que disminuyan este tipo de actos de consecuencias irreparables.

Toda la argumentación de los periodistas-¿tendrán todos el carné?- iba encaminada a que el bailaor se sentara delante de la viuda, mirarla a los ojos, y pedirle perdón. Y,  como el más avezado y vitriólico de todos, Jesús Mariñas hace un aparte con él en el interrogatorio, y en su afán de protagonismo siempre desliza alguna anécdota vivida con el personaje de turno: en la de anoche contó cómo a la entrada a un recital de Farruquito, se dejó llevar de su temperamento y le dijo: “Eres un asesino”  y de cómo alguien del séquito del bailaor le espetó: “Cállate, maricón, que te voy a rajar”. A Mariñas le encantan estas anécdotas, y contarlas como aquella en que la otra diva, Carmele Merchante,  en un enfado que tuvo con él en “La Tómbola”, le dijo, enfadada, “Eres un marica sidoso”.

En lo sucesivo, Farruquito debería centrarse en su arte- es un bailaor excepcional- y no meterse más en programas de televisión bochornosos, consumidos por millones de seres humanos ávidos de olvidar sus penas, y aparecer únicamente en las páginas de la prensa dedicadas a los actos culturales.

También apareció  Gabriel Medina Sidonia, hijo de la fallecida duquesa de Medina Sidonia, la duquesa roja, donde habló de la polémica relación que mantuvo con su madre, si es que hubo alguna. Al parecer la madre se dedicó a expoliar su patrimonio y el de sus hermanos. Además y con toda naturalidad, habló con los periodistas del lesbianismo de su madre y de sus aventuras de esta. Incluso se comentó su carácter airado lo que hizo que en más de una ocasión pegara a nuestro Rey, cuando ambos, de niños, jugaban en Estoril. Cosas de la grandeza, lo es por tres veces, de España.

.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies