La otra Soraya y el dinero en B

[youtube]http://youtu.be/Md-r7LyE5RQ[/youtube]

¿Pero alguien en su sano juicio puede negar que la corrupción es algo inherente a los partidos políticos? Es por tanto demencial que, cuando aflora lo sucedido en un partido determinado, por ejemplo, los millones del extesorero del PP en Suiza o los sobres con dinero B que supuestamente han cobrado los que son alguien dentro del partido –algo que va a costar trabajo demostrar porque nadie firma lo recibido en negro-, tengamos que escuchar hasta la extenuación los casos de corrupción del PSOE –Filesa, Roldán, los fondos reservados, el GAL y la cal viva de Lasa y Zabala, etc. Sin embargo  cuenta poco el caso Naseiro del PP, una corrupción probada para el sentido común pero que dio con esos jueces que están cogiéndosela constantemente con papel de fumar, es decir, unas escuchas no autorizadas por ellos, lo mismo que ha arrojado a las tinieblas exteriores al juez Garzón.

Así los que han aireado los chanchullos que están saliendo de calle Génova,  para compensar, han publicado que la Fundación Ideas  pagó 600.000 euros a empresas proveedoras de amigos y familiares de dirigentes del PSOE.

 Asimismo el  blog EQM practica la política del “y tú más…” criticando la explicaciones que  Soraya Rodríguez, Portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso respecto a este asunto de los 600.000 euros:

“Su sectaria y antológica contestación, tan real como la vida misma: ‘Por supuesto que son morales, por supuesto que son morales, igual que los partidos políticos contratan, indudablemente, gente afín y de su ideología, por supuesto, por supuesto.’ Otra forma de contribuir, se ve, al crecimiento económico y a la reducción del paro.

  Queda claro, pues, que el futuro de la transparencia en España no pasa, precisamente, porque los mismos que lincharon a Fco. Camps, con la colaboración de su hoja parroquialpor unos trajes, sean los que alardeen, en sede parlamentaria, de contratar a gente afin, parientes incluídos, con el mayor de los desparpajos.

 Y no sólo porque lo ponga en cuestión la actual Ley de Subvenciones, sino, fundamentalmente, porque la amoralidad en la administración de la financiación pública se encuentra tan enraizada y generalizada que sólo un giro socialmente radical de la situación podrá evitar su perpetuación.

 La reforma de la legislación sobre financiación de partidos, sindicatos y organizaciones empresariales es otra de las urgentes asignaturas pendientes de Mariano, que como la imperativa Ley de Huelga, la drástica reducción de las Administraciones Públicas, y tantas otras cuestiones, siguen pendientes un año después de empezar a gobernar con mayoría absoluta”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.