Una declaración de soberanía irrelevante

[youtube]http://youtu.be/oikrLxWoje0[/youtube]

La declaración de soberanía, sin valor jurídico alguno, proclama a Cataluña «sujeto político y jurídico” y acuerda iniciar un proceso que haga efectiva su autodeterminación mediante una no menos ilegal consulta secesionista. Es un golpe institucionalizado contra la soberanía nacional, que reside en el pueblo español y que está en la base de nuestra Constitución y de todo nuestro ordenamiento jurídico,  realizada por la pasividad del Gobierno Rajoy que, a pesar de ello, va a seguir apoyándolos  financieramente en vez de dejar en suspenso toda ayuda. Asimismo no ha pedido ala Fiscalía General del Estado que advirtiese de las consecuencias penales concretas a las que se enfrentarían las autoridades que celebrasen ese tipo de consulta sin autorización de las Cortes Generales, de manera que los impulsores de la misma se creen impunes

No obstante existen varias excepciones entre las que contamos al ministro del Interior, el catalán Jorge Fernández Díaz que ha afirmado que “el El Gobierno va a cumplir y hacer cumplir la ley o la calurosa defensa que en el mimosa acto protagonizó Albert Rivera : Así defendió Albert Rivera la Nación española, recitando el artículo 1 dela Constitución, que recoge que la soberanía reside en el pueblo español:

 «Aquí podríamos acabar nuestra explicación, un estado de Derecho supone el respeto a las leyes y el primer artículo es el que primero hay que leerse».

Más acaloradamente atacan el acto soberanista periódicos como Libertad Digital:

“Una vez abierta la caja de Pandora, un mérito que corresponde en exclusiva al presidentya no hay marcha atrás. En Cataluña ha sonado, al fin, la hora de los locos. Tan impostado, tan teatral, el irredentismo de Mas conoce un límite que nunca jamás osará sobrepasar: el que marca el Código Penal. Habrá, pues, ruido, y mucho, que no otra es la gran especialidad de la casa, pero no habrá referéndum”

 La Razón :

“La declaración aprobada ayer por el Parlamento autonómico de Cataluña, en la que se define al pueblo catalán como ‘sujeto político y jurídico soberano’ investido por el ‘derecho a decidir’, viene a engrosar la larga lista de proclamas nacionalistas suscritas por los parlamentarios desde los años 90 (…) Es verdad que esta última va mucho más allá al exigir la celebración de un referéndum que encubre, sin apenas disimulo, someter a votación la independencia de Cataluña. No obstante, resulta tan estéril e inoperante como todas las anteriores porque ni se ajusta a la legalidad ni es compatible con la Constitución”.

Y ABC :

“Ahora, el Gobierno de Cataluña tendrá que seguir impulsando su temerario proyecto secesionista, porque se ha comprometido tan radicalmente con esta política de ruptura que cualquier rectificación pone a ERC en bandeja el liderazgo nacionalista. CiU lucha por mantenerse en el corto plazo y esto es lo que da fuerza a los independentistas republicanos. Obviamente, el Gobierno de Mariano Rajoy está emplazado a dar respuestas. Un parlamento autonómico, legitimado por la Constitución de 1978, ha sido utilizado para atacar la Constitución y dar cobertura a un proceso de ruptura. Esas respuestas pueden ser políticas, legales, judiciales y constitucionales. El Gobierno central tiene donde elegir, pero su responsabilidad le impone el deber de responder”

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.