Cortinas de humo

Alfonso Valencia 9 Junio, 2017 0


 

Como si no tuviésemos ya de por si unos problemas muy gordos, como pueden ser las amenazas ejecutadas a cuchillo o por cualquier otro medio en cualquier lugar del orbe, sin discriminar países civilizados o en “vías de desarrollo”, la judicialización de nuestra política por dedicarse muchos de los que nos gobiernan a entrar a saco en las arcas públicas, el esfumarse de la noche a la mañana el cuarto banco del país dejando a más de trescientos mil accionistas sin un céntimo aunque la cúpula de ese banco se haya retirado con ingentes sumas de dinero a un dorado retiro, viene la alcaldesa de la capital del Reino con unas  medidas que consisten en modificar las tradicionales figuras que aparecen en los semáforos con imágenes de mujeres solas, parejas homosexuales y demás, no faltaría más, parejas formadas por un hombre y una mujer, con el objetivo de reconocer la diversidad sexual de la sociedad y su naturaleza ‘igualitaria’, ‘inclusiva’, ‘paritaria’ y ‘gay’. También se pintarán algunos pasos de peatones con los colores del arcoiris. Se incluyen en las ordenanzas municipales un llamamiento para que los varones no tiendan en los transportes públicos al ‘desparratamiento’ …

Este fenómeno, que no sé si tendrá precedente en algún que otro lugar del mundo, no ha dejado de tener contestación, en el tono que verán, en un par de blogs cuyo enlace les ofrezco:

Genéricas variantes despatarradas o semafóricas

por El Quicio de la Mancebía

¿Despatarre o despotorro?

Santiago González en su blog, 070617.