Sexismo en política

Alfonso Valencia 8 junio, 2016 1

 

Siempre lo ha habido, pero ahora que de nuevo vuelven a la carga los partidos para hacerse con el poder y su sabrosa guarnición,  hay quienes, quizá debido al inveterado machismo carpetovetónico, no ven con muy buenos ojos que la mujer se haya incorporado a la política y, o bien destacan en ellas más sus cualidades físicas que su arte para tal ocupación o simplemente las zahieren de distintos todos empleando la sal gorda o la crueldad a secas.

Así tenemos a Pedro Jota, un hombre muy inteligente y con gustos muy peculiares, que baraja la teoria de que, según una encuesta realizada recientemente, dos de cada cinco españoles de entre 18 y 35 años deciden su voto en función del sex-appeal de los candidatos” algo que confirman los cientos de artículos sobre este asunto (clasificación de las políticas más atractivas para el 20D.) 

O a algunos a los que no les gustan, sobre todo las mujeres políticas de izquierda, feministas o independentistas, como  Antonio Burgos, que se acuerda de las de Bildu o la CUP de esta manera en Las flequis: “¿por qué las tiorras separatistas, ora vascongadas, ora catalanas, ora de Bildu, ora de CUP, han de ser tan feas?” “no es que quieran separarse de España: es que quieren que las echemos. Por horrorosas y antiestéticas“.

Y es que la caverna mediática es así: juzga a las políticas sólo por el aspecto físico, porque si entramos ya en lo que a su sexualidad o ideas reproductivas y de crianza se refiere, las lindezas con las que se ha calificado a algunas de estas mujeres van aún más lejos, como cuando a Onintza Enbeita, diputada de EH Bildu, le espetaron: “a no ser que te violen, no vas a ser madre nunca”.


Federico Jímenez Losantos , le decía  a Anna Gabriel  que  afirmaba que le satisfaría la idea de “formar parte de un grupo de personas que decidiese  tener hijos e hijas en común, en colectivo” le respondió:A mí, venga tíos en la cama, que lo que venga, si viene, que lo cuide la tribu… yo responsabilidad ninguna

Cuando la podemita Carolina Bescansa llevó desacertadamente su hijo al Congreso hubo reacciones de este jaez:

El diario digital de Inda, Ok Diario titulaba: “La demagoga Bescansa lleva a su bebé al Congreso… eso sí, acompañada de la niñera que va con ella a todas partes.” Y [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], se ponía aún más tremendista con su titular: “Tormenta política en el Congreso por la presencia del bebé de Carolina Bescansa”. Y de nuevo, un desquiciado Losantos llegó a afirmar: “a lo mejor el niño iba dopado porque desde la nueve de la mañana hasta las cuatro de la tarde el niño aguantando flashazos sin ponerse a llorar…“.

También el académico Félix de Azúa afirmó de Ada Colau que debería “estar sirviendo en un puesto de pescado”  pocos días después de que el único concejal del PP en Palafolls, Óscar Bermán, pidiera a la alcaldesa que reorientase su carrera para dedicarse a “fregar suelos“.

Los próximos días se esperan nuevas asnadas de semejantes especímenes. Estemos atentos a los tertulianos en la Sexta, la 4 y en 13tv, esta última financiada con los óbolos que damos a la Santa Madre y con los radares y relojes que anuncia el mocetón Antonio el andaluz.