A propósito de las prebendas de los políticos españoles

Alfonso Valencia 30 julio, 2012 0



Y también motivado por las noticias de que [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE] y de que l[Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE], por consiguiente, como dijo aquel, podemos dar algunos datos que seguramente aumentarán la permanente irritabilidad de aquellos que están más azotados por la crisis que son la mayoría, como se refleja en las encuestas que anuncian que su casta política, la elegida por ellos, no vale un duro, lo que hace que ahora mismo estemos sin futuro y sin un duro, valga la redundancia.

Y dejemos en paz al juez Dívar, (La casta de los cargos públicos, Arturo González) el que achicharraba las tarjetas de crédito provenientes de nuestro maldito parné, en aras de su alto estatus del que se beneficiaban algunos más, sobre todo su enchufadísimo jefe de escoltas, y fijémonos por ejemplo en el senador Anasagasti, del que su enemigo en la RED, Arturo Pérez Reverte, hace un seguimiento de sus “viajes de trabajo”:

“ Con esa gracia natural que tiene, Anasagasti es de los que no se cortan con Iberia. Pese a que no le gusta la bandera que llevan los aviones. Viaja en ellos, por la patilla, más que el baúl de Lola Flores –por aquí decimos el baúl de la Piquer-, viajes imprescindibles para esta España que tanto lo irrita, de la que quiere irse. Y vaya si se va. A cada momento. Y en primera clase”.
“Me cae simpático y le llevo la cuenta: un par de viajes a China, toda Europa, Japón, Hispanoamérica. México…”.

“Anasagasti es la prueba de que ser diputado o senador es agotador. No para uno de sacrificarse por la patria propia. O por la ajena. Le calculo hasta ahora al señor Anasagasti, entre diputado y senador, unos 50 viajes turísticos. Por lo menos. Él llevará mejor las cuentas. No sólo él. (…)”.

Y si quieren ahondar en el asunto no tienen más que leer el libro de Daniel Montero, ‘La Casta,  El increíble chollo de ser político en España’, en el que habla de sus derroches, comilonas, regalos y privilegios inconfesables.

Por razón de espacio solo les traigo los más llamativos:

-Con lo que gana Rajoy en un mes, una pensionista con cuatro hijos vive durante dos años y medio.
.-La retención de las nóminas de diputados y senadores es sólo del 4,5%
-¿Sabía usted que paga de su bolsillo las multas que la DGT impone a los políticos? ¿Y que además las paga con recargo?
.-¿Viajes innecesarios? Una comisión del Congreso pide permiso para que 60 diputados viajen cuatro días a Canarias a estudiar el cultivo del plátano.
-AVIONES: los diputados pueden utilizar a su antojo con cargo a las arcas del Estado aviones, trenes o barcos. Disponen de 5.000.000 de euros al año para viajes.
.-CARGOS: Hay 8.112 alcaldes, 65.896 concejales, 1.206 parlamentarios autonómicos, 1.031 diputados provinciales, 650 diputados y senadores, 139 responsables de Cabildos y Consejos insulares y 13 consejeros del Valle de Arán.
- DESPILFARRO: el Congreso gasta cada año 160.000 euros en regalos navideños. 11.000 cargos públicos reciben obsequios por esas fechas, un gasto que suma al año 2.200.000 euros.
.-DEUDAS: cada español debe a los bancos 566 euros por la deuda de los ayuntamientos.
-DIETAS: los parlamentarios que no viven en Madrid reciben, además del sueldo, otros 1.823 euros al mes por sus supuestos gastos de manutención y alojamiento.
-MÓVILES: los senadores cuentan con 1,7 millones de euros al año para gastos de teléfono.
-SOLBES, PEDRO: tras dejar la política en abril de 2009, el ex ministro de Economía se encontró con un retiro de unos 12.000 euros mensuales (una pensión de 2.725 euros por ser funcionario, su pensión vitalicia como ex comisario europeo y otros 5.700 al mes como compensación, durante dos años, por ex ministro). A Solbes, pues, le esperaba una jubilación cinco veces mayor que la de cualquier español.

-TAXIS: la comodidad de sus señorías para hacer su trabajo es tal que el Congreso regala a los que no disponen de coche propio una tarjeta personalizada con un saldo de 250 mensuales para que viajen en taxi por Madrid.
-El secreto del patrimonio del Rey sigue a buen recaudo. Forbes le atribuye una fortuna de 1.900 millones – Formalmente, el único empleo del Rey es el de Jefe de Estado. La Casa Real recibe una asignación pública para su mantenimiento -cosa que sucede desde 1978- que en 2010 ha sido de casi 8.900.000 euros y se dice que cada español aporta 18 céntimos al año a este fin.