Recogiendo alguna leña del árbol caído Losantos

Alfonso Valencia 9 Abril, 2009 3


miguel angel rodriguezpio moa

De entre los que hacen leña destacamos al corresponsal de Le Monde en Madrid, Jean-Jacques Bozonnet y  Miguel Ángel Rodríguez, quien fuera hombre fuerte de José María Aznar y portavoz de su primer Gobierno y de entre los que intentan apuntalar el árbol, a Pío Moa , que dice que Franco salvó a la Iglesia del “exterminio” (¿??).
Bozonnet se despacha con el siguiente titular en su prestigioso periódico: “La radio del episcopado desautoriza a su pequeño talibán de las sacristías”.

Y continúa:  “La jerarquía católica , durante largo tiempo, ha escoltado con un silencio aprobador los excesos de su animador vedette, en la medida en que el periodista también ponía su talento al servicio de causas como la lucha contra el aborto, la eutanasia o el matrimonio gay. En su oposición frontal al Gobierno Zapatero, el jefe de la Iglesia española, Antonio María Rouco Varela, disponía así de un comando mediático de choque”. ¿Está dispuesta la Conferencia Episcopal Española (CEE) a desprenderse de un “comando mediático de choque”, de tanta capacidad destructiva como ha venido siendo la COPE con Losantos de ariete “sulfuroso”?

Miguel Ángel Rodríguez afirma que Losantos siempre ha trabajado por su propia causa, de mentir y de montar un imperio a costa de la COPE. Que la cadena de los obispos le ha servido de plataforma para promocionar sus negocios particulares, como la web Libertad Digital. Contabiliza en “no menos de veinte millones de euros” lo que habría tenido que pagar a la cadena de los obispos por la publicidad que ha hecho en su programa en todo este tiempo. Asegura que “últimamente” se ha dedicado a anunciar Veo Televisión , del diario El Mundo, “sin pagar nada”.

“…No es verdad que él rechazara protagonismo: pretendía más y más cada día. Siempre se ha jactado de su poder”, “…Losantos ha tenido gratis total a buena parte del personal y a muchos colaboradores de su página Web y de su televisión porque ya cobraban unos buenos emolumentos como tertulianos de su programa. No es verdad que de él dependan dos docenas de familias. No es verdad. Al menos, no dependen de la COPE, sino de su Libertad digital.”, “…No es verdad que en la COPE hayan buscado el modo de echarle: él ha planificado el momento para quedar como la víctima de la Libertad de Expresión, una vez que tiene cubiertos los bolsillos con la frecuencia de radio de la Comunidad de Madrid y las frecuencias de televisión digital en ésta y otras comunidades”

Lo defiende Pio Moa, que manifiesta en su blog que tradicionalmente existe cierta “pulsión suicida en la jerarquía católica” como pasó con “su repudio a Franco, es decir, a quien había salvado física, materialmente, a la Iglesia del exterminio”. Para él la COPE ha propinado un nuevo y duro golpe a la libertad en España con la salida de Losantos y César Vidal, ya que con la presencia de ambos los obispos no sólo defendían la libertad de expresión sino que también se hacían un favor a sí mismos.

Afirma que “los dos comunicadores salvaron a la COPE de una práctica ruina, así como que gracias a ellos el mensaje cristiano llegaba mejor que a través de los inútiles – beaturrones, generalmente tan sectarios y enemigos de la libertad como los comunistas– que por declararse cristianos fervorosos creen tener un derecho especial a aburrir a la gente”.

Dice que esta actitud de la COOPE hacia Losantos se debe a las “presiones sobre los obispos del “poder socialista, separatistas, futuristas peperos”, todo ello “combinando” con “las típicas intrigas en la oscuridad”, así como por la propia división del Episcopado donde se han introducido “simpatizantes o complacientes con el socialismo, sus obisparras y separatistas catalanes”.