Opiniones de diverso cuño sobre la pitada de Mestalla

Alejandro 14 mayo, 2009 1

hinchada

pancarta culé



La verdad es que, con el paso de las horas, la pitada más grande que vieron jamás los estadios españoles, se va difuminando y adquiriendo el relativismo de lo intrascendente, de lo trivial, de lo manipulado, y la contemplamos como un desahogo de la masa que tiene muchos motivos para estar cabreada y no hay nada más inocente que echar los bofes contra un ente inaprensible como es un Himno, que por no tener no tiene ni letra propia: las masas incontroladas solemos manifestar las propias frustraciones de una manera anónima contra los árbitros, contra las banderas e himnos, ya que de uno en uno somos incapaces tanto de matar una mosca como de levantar la mirada y la palabra al jefe de turno o a la cónyuge cuando nos acollonan.

Así pues hoy vemos de distinta manera el horrísono concierto de pitos, de puños arriba, de mensajes imposibles, y le cedemos la palabra, para que “se señalen”, a otros, para que también se mojen o se les vea el plumero e incluso para que sean llamados “serviles españolistas”.

Abre el fuego el manido Anasagasti, que al igual que nosotros resta importancia a los pitidos: «cuando se celebraba la Copa del Generalísimo, no podía pitar nadie».»El Athletic ha recibido en su tiempo la Copa del Rey Alfonso XIII; la Copa del presidente de la República en tiempo de la República; la Copa del Generalísimo, donde ahí no podía pitar nadie; y ahora la Copa del Rey, es decir ahora se puede pitar y la gente pita»,  «hay que darle la importancia que tiene, ninguna más lo importante es «el bu,en rollo» que hubo entre las aficiones y «el buen rollo del vasco en Valencia».

Su paisano Mayor Oreja, el de la voz y presagios tristes : «Me produce una profunda pena y tristeza», «Es un síntoma. No me extrañó. No hay que dramatizarlo pero es evidente que no hay que despreciarlo», “esto no se produce en otras naciones europeas».

Duran i LLeida : «Hay una parte muy importante de Cataluña que se identifica con esos símbolos, hay que respetar los símbolos,  que son importantes para millones de ciudadanos de España y también de Cataluña., «Hay una, parte muy importante de Cataluña que también se identifica con esos símbolos y muchísima gente que se alegra con las victorias de la selección española”. «No puedes dejar de alegrarte, entre otras razones, porque hay jugadores catalanes»

Losantos, en la misma línea que el diario El Mundo, advierte del «peligro de fractura del Estado», se ha lamentado de «cómo está la nación», que se encuentra «en proceso de liquidación del Estado y de demolición de la misma idea nacional»
«Cuando llega el rey y el himno nacional español se ponen a pitar una buena parte de la hinchada del Atlético de Bilbao, los separatistas vascos, y del Barça, los separatistas catalanes, a la que tanto quiere y mima Zapatero y a la que tanto respeta su majestad», «El resultado es un bochorno para los que tenemos que pagar todo, pero todo el tinglado».

María Teresa Fernández de la Vega: “es un hecho aislado que no empaña el respeto de la mayoría a la Monarquía”