Sánchez Dragó: Excusatio non petita accusatio manifesta

vSanchez Dragó y Boadella

Sánchez Dragó y Albert Boadella, coautor del polémico libro ‘Dios los cría…’. EFE

La traducción literal de esa locución latino-medieval es «excusa no pedida, manifiesta acusación» o “quien se excusa, se acusa”. Pues bien el autor de “Dios los cría” retuerce la frase cambiando el NON de lugar para producir el efecto contrario, así dice en El Mundo [Enlace bloqueado por la Tasa española AEDE],  con lo que pretende despachar olímpica y unilateralmente la cuestión de las niñas de 13 años de las que habla en dos libros al menos:

“…Una vez dicho todo esto, y para zanjar el estúpido debate abierto por la maledicencia, la hipocresía, el sectarismo y el sensacionalismo en torno a una nimiedad, añado, de corazón, que, si a alguien que no sea un chacal, sino una persona decente, ha ofendido mi comentario, le brindo mis disculpas -los escritores, eso es cierto, tenemos la lengua muy larga- y le pido perdón.

¿Cómo no voy a hacerlo si mil veces he dicho y he escrito, en nombre de Buda, de Jesús y de tantos otros, y de mí mismo, que eso, el perdón, honra no sólo a quien lo da, sino también a quien lo recibe?

Juro, además, por mi honor, y por si alguien lo considerase necesario, que nunca, en ningún lugar, fuera de los juegos de mi infancia, he tenido trato erótico de ningún tipo con personas menores de edad. Lo que, en cambio, no puedo decir es mea culpa, porque ni la hubo ni yo, en consecuencia, me siento culpable”

Pero antes de estas justificaciones ha dicho: “¿por qué la práctica totalidad de las cabeceras mediáticas que me ponen en solfa lo son de un determinado signo ideológico?”

Ha conseguido que se politice el asunto y sea apoyado, por ejemplo, por el diario de Pedro J: “El PSOE acusa a Dragó de un delito imaginario”. «El PSOE se sumó ayer a la campaña de algunos medios escritos y audiovisuales contra Femando Sánchez Dragó, que en su último libro describía una supuesta relación sexual con dos adolescentes japonesas de 13 años en 1967. El portavoz socialista en Telemadrid pidió la rescisión de su contrato con la cadena y afirmó que su conducta «es un delito, haya prescrito o no». Sánchez Dragó ya ha explicado que su relato está en un contexto literario y que las chicas tenían más de 13 años. Pero aunque lo que narra fuera la estricta verdad, el Código Penal fija la edad de consentimiento para tener relaciones sexuales en 13 años”

O Esperanza Aguirre: «¿Y qué pasa, que hay que quemar esos libros como si fuéramos torquemadas? O mejor, ¿quemamos a los autores?

Sin embargo la ministra de Cultura González-Sinde opina de otra manera: «La literatura no es coartada. (…) Las obligaciones y valores de un escritor no son distintas de las de cualquier otro miembro de la sociedad» “El oficio de literato no es un eximente para quienes, con sus palabras, por muy hábilmente que estén ordenadas, ofenden, desprecian, se saltan las reglas de convivencia y pisotean, peligrosamente, valores como la igualdad o la no discriminación»

El listo de Sánchez-Dragó que en el libro «Dios los cría…»asegura que mantuvo relaciones sexuales con dos «zorritas» japonesas de 13 años, aunque luego matizase que se trataba sólo de «ficción», parece haber conseguido que solamente lo incriminen medios o gente de la izquierda y que los ídem de la derecha lo disculpen.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies