La financiación autonómica vista por Anson, Mingote y otros ciudadanos

mingote

Para Luis María Anson la ley de financiación de las autonomías no es otra cosa que una máscara que se había colocado José Luis Rodríguez Zapatero para comprar los votos de los catalanes y asegurarse la aprobación de los presupuestos generales del Estado.” He dedicado muchos comentarios a subrayar la política zapateresca de adquirir sufragios al mejor estilo de Romero Robledo”

Este mismo periodista se maravilla-acuérdense de Lola Flores y su “cómo me la maravillaría yo”de que el genial y ya nonagenario Mingote resuma en una viñeta lo que a él le costó muchos folios y horas describir. En el “chiste” de Mingote Zapatero extrae del bolsón del Estado los euros y los lanza al aire. Al caer los billetes de banco se introducen en una urna convertidos en papeletas de votación con el nombre del presidente Zapatero. “Exacto. No se puede resumir más nítidamente la situación en que estamos. Una genialidad de Mingote. Una más del hombre que mejor sabe reflejar el subconsciente colectivo de los españoles. El humorista es un espejo social de España.”

Para un comentarista anónimo y que ha escrito en Campillos.net, en “Pensión Avenida”, con el  pseudónimo cruzblanca:

“Se anuncia un nuevo retraso en la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto de Cataluña. Tres años de espera están creando una situación de hecho, difícilmente reversible. Zapatero, Montilla y Carod Rovira se están saliendo con la suya. Apoyándose en un Estatuto todavía no aprobado, el Gobierno de Zapatero y la Generalidad de Montilla han puesto en marcha leyes como la de Educación en Cataluña o la de financiación autonómica en el Congreso de los Diputados. Si los magistrados del Constitucional resolvieran en favor del recurso del Partido Popular ni se podría erradicar el castellano de la educación en Cataluña ni esta región española recibiría los dineros y las dádivas de Zapatero, en la proporción que ha establecido una cínica operación ya desenmascarada. El presidente circunflejo, a costa de un déficit galopante, ha mejorado las aportaciones del Estado a todas las Autonomías para disimular el despilfarro que ha hecho en Cataluña con el fin de garantizarse los votos del tripartito. Un auténtico escándalo.

Un auténtico escándalo amparado en un Tribunal Constitucional que, en asunto de extrema importancia, retrasa mes tras mes su sentencia, condicionada ya por la nueva realidad social y política establecida como cuestión de hecho.

Sólo un periódico, El Mundo, ha denunciado abiertamente la maniobra y la lenidad. En un espléndido editorial afirma hoy que los diez magistrados no merecen piedad y que más les valdría dictar una sentencia clara y coherente con los principios que han jurado o prometido defender»

Y un servidor, el recopilador de lo anterior y aprovechando la fecha de hoy, antigua festividad en que la crema y nata de la sociedad se reunía en torno a su Caudillo, en la Granja de San Ildefonso para celebrar los fastos del 36, ha  intentado resumirlo todo con brevedad.

Primero: mi enhorabuena a los nostálgicos: Hoy hace 70 años que empezó el Glorioso Alzamiento Nacional.

Segundo: También a los que por este motivo recibían la paga del 18 de Julio por tan señalada fecha, inicio de un Golpe de Estado triunfante.

Tercero: Enhorabuena a las autonomías por el dinero extra que van a recibir y que engrosarán más, si cabe, el déficit público. Nuestros nietos nos lo demandarán

Cuarto: Los magistrados del TC, ¿cobran por trabajo realizado? Seguramente cobrarán su excelente sueldo todos los meses más los incentivos a la productividad de sus neuronas que sí estuvieron prestas para decir que II del rencoroso AlFonso Sastre es un partido democrático, enmendando la plana al Supremo.

Quinto: Hasta luego Lucas. Lo que está pasando es digno de ser contado por Chiquito de la Calzad

2 comments

  1. javier herraiz pareja

    Tanto Zapatero como Aznar han utilizado a cambio de concesiones, sobre todo de contenido económico, a CIU, sino les hubiera sido imposible gobernar, o mejor dicho, sacar adelante los presupuestos generales del Estado, porque sin dinero no se puede gobernar, ya que sólo mediante este se pueden materializar las promesas hechas al electorado.

    Creo que esto no crea sino graves agravios comparativos entre comunidades puesto que la diferencia entre el dinero transferido a otras comunidades y el recibido por parte de la comunidad madrileña, por ejemplo, deja un saldo negativo de 5000 millones de euros, para con ésta, aproximadamente unos 800000 milones de las antigüas pesetas, cantidad bastante considerable.

    El modelo autonómico de Estado español,un sistema a caballo entre el modelo unitario francés y el federal de EEUU o Alemania, como estos últimos requiere mucho dinero para su financiación (no en vano el Estado de California se halla en bancarrota) ya que las autonomías duplican en muchas ocasiones e inútilmente el gasto estatal.

    El sistema electoral español agrava la situación ya que sólo nominalmente se somete al modelo de representación proporcional, «de facto» no existe una relación unívoca entre votos y escaños,lo que lleva de forma general, aunque no siempre, a que el gobierno tenga más representación de la debida. En el caso contrario, cuando éste se ve perjudicado, el pacto con las demas fuerzas políticas, constituye una salida forzada, no necesaria si el modelo fuera realmente proporcional.

    Para mí, lo realmente importante no es tanto la distorsión que produce el modelo, en cuanto a las aspiraciones e intenciones de voto del electorado, como las concesiones de tipo económico o político a los partidos «menores» que a la postre pueden resultar en el cambio de los principios políticos de los partidos con más representación electoral.

    La tendencia hacia posiciones centristas de ambos partidos, podría ser su consecuencia. En el caso del PP no sería deseable puesto que este partido está ya bastante escorado hacia el centro, algo sobre lo que ya advirtió Aznar, siendo Rajoy lider del partido. Más deseable sería que el PSOE, perdieso sus fobias al libremercado, se abstuviese de su excesivo intervencionismo y diese un deseable giro hacia el centro, antes de que su política acabe no solamente contra el epicentro de la economía española sino también con las clases medias españolas, puesto que su quehacer, sobre todo económico, es más propio de un partido como IU que de un partido socialista moderado, quizás Zapatero se ha equivocado de partido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies