Urkullu advierte que Euskadi no es el islote de Perejil

manifestacion en la cima

Aún sin habernos recuperado de tal proclama política, pronunciada en la cima del Monte Gorbea, bajo una intensa niebla, a los pies de la cruz de hierro que para algunos fue ofendida porque fue ceñida por la bandera de España, Iñigo Urkullu ha pronunciado, en medio de una incontenida emoción semejante frase.

Ha sido acompañado por cargos como Andoni Ortuzar, Josu Erkoreka e Izaskun Bilbao, y  varios centenares de personas que han secundado el llamamiento del PNV y han desplegado una gran ikurriña, hermana menor de la rojigualda desplegada en la plaza de Colón de Madrid.

Ante esos centenares de personas ha dicho además que el PNV (Partido de la No Violencia, como dicen sus siglas, ha convocado tal marcha «en paz, con respeto a los demás, a la historia y a la naturaleza y no contra nadie, ni como provocación de nada».

Afirmación pacifista que se contradice con estas otras palabras: “Euskadi no es Perejil, ni un punto estratégico en el que algunos claven su estandarte como signo de conquista»
Va in crescendo en su discurso que, como dijimos al principio, está lleno de emoción a raudales, apelando a una épica sensiblera, es como si los españolistas hablaran de Sagunto, Numancia y demás epopeyas hispanas: “ esas colinas están regadas por la sangre de los gudaris que dieron su vida por salvaguardar la dignidad de este pueblo, su testimonio permanente confieren a los nacionalistas «serenidad y fortaleza en su lucha política.”
Seguramente se ha dirigido a ETA al decir: “el PNV ha desarrollado siempre armado exclusivamente por la voluntad del respeto a todas las ideas y la convicción”, «El Partido Nacionalista Vasco reafirma hoy, hoy 4 julio de 2009, que no hay patria, ni religión, ni proyecto vital que justifique la muerte.

Ha terminado: «Hemos subido hasta aquí acompañados de nuestra bandera que no pretendemos colocar en ningún lugar por significado de conquista militar, sino como símbolo de un sentimiento noble y vivo»

O sea que un partido político “puede ir acompañado de su bandera” y el Ejército español, dentro de su propio territorio español, no, por unas supuestas ofensas a unos cuantos que han decidido que no se sienten españoles. Tienen suerte al sentirlo y además decirlo y no haber nacido en otras épocas en que sin sentirse españoles tenían que ir a las guerras de Cuba y las inútiles de África. Ahora como mucho hacen marchas a la Cruz de Gorbea y disfrutan del cupo vasco, que está muy bien aunque sea un tanto discriminatorio con el resto de los españoles, se sientan o no como tales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies