Andrés Calamaro, sorpresivo taurófilo en campo contrario

                          [youtube]http://www.youtube.com/watch?v=f1-qpD_erhY[/youtube]

calamaro y buenafuenta

Andrés Calamaro, en el programa de Buenafuente, Andrés, permítasenos el capicúa nominal, dio un golpe de mano a favor de las corridas de toros en el feudo de los nuevos antitaurinos, en la ciudad de Barcelona, en donde se avergüenza al mismo tiempo de que un paisano suyo, oriundo de la tierra de los asados, Anselmi Raffaeli, sea promotor de la Plataforma antitaurina PRO –ya falta que un uruguayo, decía, vaya a recoger firmas en contra del plato autonómico por excelencia, la paella-, al mismo tiempo que ironizaba sobre si al degustar los espléndidos asados de su tierra la gente se preguntaba si habían sido obtenidos mediante torturas al animal del que eran extraidos o traían incluidos certificados de “no tortura”

Seguramente y por su sorpresa inicial, y porque es de progres manifestarse en contra de las corridas de toros, Buenafuente no se esperaba el show que le ofreció el afamado rockero –fue a presentar su último disco ‘On The Rock’– y lo único que osó decirle a su invitado fue: «Como sois los argentinos…», aunque su público concediera con su atronadora ovación unas orejas y rabo que habrán hecho estremecer al Parlament de Catalunya, que, como es sabido, tiene entre sus prioridades de gobierno que José Tomás no vuelva a Barcelona a torear, algo que Calamaro no se olvidó de reivindicar.

Por si quieren seguir leyendo este fue el texto que, según él, escribió en el taxi que lo llevaba a los estudios de televisión, en unos apresurados y ripiosos versos:

«Con solemnidad y no sin cierto pesar, renuncio con el estado televidente español de testigo a mi status de progre, sospechado de rojo y libre pensador. Renuncio a la progresía porque quiero corridas en Cataluña, quiero correrme en una Fiesta de arte y muerte, verte correrte de buena suerte, y es más, quiero que vuelva José Tomás en Barcelona de nuevo y no me muevo de mi respeto a las tradiciones y que los papelones los haga mi compatriota que juntó cuarenta firmas por la derrota de esta fiesta que pintaron Goya y Picasso y por si acaso no quedó claro, le aclaró mi buen Andreu, que hago bulto por la libertad de culto y si prohibir es progresía y el progre es rabioso anti rojo, mi antojo es renunciar al progresismo ahora mismo. ¡Toros sí, toros sí!»

.

3 comments

  1. Lo ideal seria q no se torturara un animal en ningun lado,pero ir a ver como lo torturan y hacer de esto un espectaculo,es de gentes vulgares,sadicas y malvadas,este pobre diablo de calamaro o vargas llosa o serrat o joaqiuin sabina,todos pobres diablos sadicos.

  2. Qué desilusión con estos personajes… Nada bueno se puede esperar de esta partida de sádicos. Pero que nunca me vayan a decir que Silvio Rodríguez es taurófilo porque ahí si creo que me moriría del dolor.

  3. Un rockero de segundo o tercer nivel, tal igual que sus opiniones sobre esta cruel pràctica, que ya de ser desterrada de los paises civilizados. Y sobre Serrat o Sabian, igual, que dicen cantar cosas inspiradas en el amor y la ternura y ba, bla,, bla y por otro lado azuzan esta ignominia propia de barbaros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.