¿Qué acepción de “palanganero” aplica Hermann Tertstch a E.Sopena?

herman tertsch

enric opena

De todos es sabido lo que es una palangana aunque el significado de este útil antaño utensilio doméstico,  como suele ocurrir, puede ser sometido a diversas fluctuaciones idiomáticas y no siempre, más bien casi nunca, con intenciones aviesas o burlonas.

De entre los significados que nos vienen a los mientes ahora mismo es el atribuido a un equipo de fútbol sevillano, y en algunos países como Argentina, Perú y Uruguay un palangana es una persona fanfarrona y pedante. En Costa Rica y también en Uruguay se abre el abanico de insultos y son palanganas los indecisos, entrometidos, bobos o tontos.

Queda una última acepción, no recogida en el diccionario de la RAE, 2001, en que “palanganero” es aquella persona que presta o prestaba sus servicios en los prostíbulos, lupanares, o “casas de trato” por emplear sólo tres acepciones de la muchas que se aplican a las casas de lenocinio. Los que en algún momento de su vida visitaron estos lugares de expansión saben que las trabajadoras del sexo, no fiándose de la higiene imperante en aquella España que no es como la de ahora, pródiga en duchas y abluciones, personalmente y en una palangana ad hoc revisaba lo revisable hasta que estuviera en perfecto estado de revista.

Detrás de una cortina del aposento, un individuo contemplaba la operación higiénica y, una vez realizada, retiraba con gran discreción el utensilio: era el “palanganero”.

Nos gustaría que Hermann Tertstch dijera cuál de las acepciones anteriores ha empleado para calificar a Enric Sopena ( a Gabilondo le ha dicho “sectario izquierdista”. Ambas
expresiones las ha utilizado en el siguiente texto:

“Si el gran pope del sectarismo izquierdista, el adalid del odio personal casi patológico que se ha generado desde el poder y sus aledaños contra el ex presidente en los últimos años dice que Aznar tenía razón en algo, se ha roto un sortilegio. Si Gabilondo dice que Aznar tuvo en algún momento razón, está diciendo que Zapatero y sus palanganeros de bajo coste como Enric Sopena y otros tantos, no la tenían ni tienen. Y da por hecho que su propia enmienda revela que la incapacidad de hacerla del resto de los fabuladores demuestra cómo todos ellos se aferran a la mentira”

En concreto, Gabilondo aseguró que «los que decían que con ETA sólo había Policía y Justicia tenían razón. Los equivocados éramos nosotros. Para que quede claro: Aznar tenía razón y yo no. La solución de ETA está, pues, en la Policía, en los jueces, y sobre todo, en que la izquierda abertzale se ponga de pie y le diga a ETA que abandone definitivamente las armas»

Afirma Tertstch que Gabilondo ha dejado a “toda la progresía hundida de golpe, caída del más inmenso caballo ante la puerta de Damasco, como cuando Milovan Djilas reveló la obviedad de que Josip Broz Tito y sus comunistas eran una banda de hipócritas, ladrones y puteros”.

Desde aquí rogamos al conservador de toda la vida, el diario ABC vigile más a su colaborador Hermann y a su léxico soez y procaz: le ha faltado decirle  al mariscal Tito, además de hipócrita, ladrón y putero,  la  de palanganero-voyeur que hemos propuesto en último lugar.

 

 

2 comments

  1. ese infecto personaje, e.s. es la representación mas
    deleznable del sectarismo, intolerancia y ranciedum-
    bre izquierdosa, perfectamente fusilable.

  1. Pingback: Anónimo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies